Mestral Marine Works MMW40, máquina de regatas

0
106

En un pequeño astillero de Cambrils (Tarragona), Mestral Marine Works, pretende abrirse un hueco en el mundo de las regatas con el MMW40, un velero rápido y ligero, de 11,90 metros de eslora, que presenta varias innovaciones a bordo con el objetivo de ser también un placentero crucero familiar. Un 2×1 singular.
El reconocido arquitecto naval Bernard Nivelt fue el encargado de trazar las líneas del casco, fabricado en fibra de vidrio con epoxy, cuya construcción es compartida por el astillero portugués Trimarine Composites. El resultado es una embarcación ligera y rápida con una fisionomía propia de un auténtico purasangre de competición, con una popa abierta que recuerda a un TP52, cubierta amplia para trabajar y francobordo bajo.
[foto de la noticia]
Es en la cubierta donde encontramos los elementos que hacen posible la transformación de este velero único Made in Spain. Las banquetas de la bañera -los asientos que los pasajeros emplean cuando disfrutan de una travesía- son desmontables, es decir, pueden quedarse en tierra cuando el barco entra en modo competición, ganando así un espacio trascendental para que la tripulación pueda realizar las maniobras sin dificultad. Además, las conexiones de pantalán (luz, agua, combustible…) quedan escondidas en el espejo de popa, mientras que el apoyapies que el patrón tiene bajo el timón para adoptar la mejor posición dependiendo de la escora (inclinación) se transforma fácilmente en la pasarela para subir y bajar del barco y, también, en la escalera de baño.
La primera unidad del MMW40 fue botada el pasado 25 de abril con el nombre de Stamina y 10 días más tarde disputaba su primera regata, la Armen Race francesa, donde acabó en cuarta posición. Pocas conclusiones pudieron sacar sus creadores tras la prueba, teniendo en cuenta que se trataba de los primeros test en el agua, pero la tripulación, formada por ocho personas, quedó sorprendida por la velocidad del velero, especialmente con viento fuerte.
El circuito de regatas inglés es el siguiente banco de pruebas donde participará, entre otras, en la Commodore’s cup 2016 que tendrá lugar entre el 23 y 30 de julio. Por ahora, ha disputado la Guingand Bowl Race, finalizando en segunda posición. La apuesta por navegar en regatas de Inglaterra y Francia obedece a la pretensión de brillar en el mercado extranjero, donde se encuentra la mayoría de armadores dispuestos a pagar alrededor de 300.000 euros.
El cliente tiene varias opciones de personalizar la embarcación a la carta, dependiendo de las necesidades y exigencias; timón, botalón, mástil o jarcia, por ejemplo, pueden encargarse en fibra de carbono.

Existen dos acabados disponibles para el interior. La primera, una versión race donde prima la ligereza, con cocina y mesa de cartas situadas al lado del mástil para centralizar los pesos y un mobiliario realizado en lona, logrando así un ahorro en peso espectacular. La versión crucero, por su parte, se presenta con una configuración más clásica, teniendo la cocina a babor y mesa de cartas a estribor. El mobiliario más desarrollado, pero siempre en composite para poder mantener un peso ligero.
Este proyecto llevaba años en la cabeza de Toni Weijl, constructor naval, regatista y fundador del astillero catalán, que cuenta con experiencia en proyectos de la Mini Transat, Volvo Ocean Race o de la Barcelona World Race, entre otros. El MMW40 no es su única creación, ya que Mestral Marine Works comenzará a partir de junio la construcción de un IRC Transquadra 35.
Ficha técnica | MMW40

Astillero: Mestral Marine Works (Tarragona) [web]
Arquitectura naval: Joubert-Nivelt
Casco: Fibra de vidrio (Trimarine Composites,Portugal)
Eslora: 11,90 m
Manga: 3,75 m
Calado: 2,20 m
Desplazamiento: 4.500 kg
Motor: Volvo D1 30 cv
Tripulación: 8
Cat: CE A