SAIL IN Festival. Ingresá a la Sesión 3

0
SAIL IN Festival. Sesión 3

SAIL IN FESTIVAL SESIÓN 3

SESIÓN DISPONIBLE HASTA EL DOMINGO 19 DE ABRIL

Ingresar

Arrancamos la tercera Sesión de SAIL IN HOME con una de las obras más emocionantes que han pasado por SAIL IN Festival: la historia de un navegante de fin de semana, el mexicano Ramón Carlín, que se batió con los grandes navegantes de la época en la primera edición de la regata de vuelta al mundo con tripulación.

Y si hablamos de emoción, todavía se nos ponen los pelos de punta recordando la historia del Padre del Viento, el argentino Santiago Lange, pieza clave en la historia de la vela olímpica y de los más importantes circuitos de regatas del mundo.

LIVE CON SANTIAGO LANGE (16 DE ABRIL, 18.30 CET)

La charla con Santiago se podrá seguir por Zoom en el siguiente enlace: https://zoom.us/j/92555388145

THE WEEKEND SAILOR

En 1973, el Reino Unido organizó la primera regata de veleros alrededor del mundo, invitando a las tripulaciones más expertas de Europa y otros países a participar en ella. La Whitbread Round The World Race, hoy conocida como The Ocean Race, llevó el deporte de la vela a sus límites. La Marina Real británica compró 6 barcos para capacitar 800 hombres y eligió a los 4 mejores equipos de diez navegantes para cada una de las cuatro etapas de la regata. Sin embargo, un hombre mexicano, sin experiencia profesional en el mundo de la vela, también se apuntó. Su nombre: Ramón Carlín. Un navegante de fin de semana que retó a los más grandes.

 

EL PADRE DEL VIENTO

Padre y Viento son dos de los pilares en la intensa vida del regatista argentino Santiago Lange. Este film trata el momento en el que, tras cinco Juegos Olímpicos y teóricamente retirado, recibe la llamada de su compatriota Cecilia Carranza, que se acababa de quedar sin compañero para la clase Nacra 17. A partir de aquí y en un sprint histórico, la pareja recibe un durísimo jarro de agua fría al descubrir una grave enfermedad contraída por Lange. Una historia épica y real, digna de ciencia ficción. Sus ganas de pelear y navegar hacia delante, apoyándose en su familia y amigos, son para la comunidad de navegantes uno de los ejemplos más gratificantes que se han podido vivir.