Río 2016, Los hermanos Lange y Travascio-Branz, debut olímpico en 49er y 49er FX

Clases 49er y 49er FX: llegaron a Río con el gusto de haber clasificado en su propio país.

El sábado 21 de noviembre de 2015 en San Isidro se daban dos hechos históricos para la vela argentina: finalizaba el Mundial de la clase 49er y 49er FX organizado por el Club Náutico San Isidro y el mismo día dos barcos argentinos por clase clasificaban para los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016. Fue en aquel 49er World Championship de Buenos Aires, realizado del 16 al 21 de noviembre, en donde consiguieron su pasaje a Río de Janeiro Victoria Travascio y Sol Branz en 49er FX y Yago y Klaus Lange, en 49er.
Luego del abrazo histórico en la rampa del Náutico entre Santiago Lange (también en Río para representar a la Argentina en Nacra 17) y sus hijos, la historia empezó a escribirse más rápido: este es el último fin de semana previo al comienzo de las competencias de vela en los primeros juegos olímpicos en América del Sur, esta vez más cerca de donde comenzó el sueño de las dos plazas de estas duplas meses atrás.
El 49er es un barco de alto nivel técnico pero también mucho físico, un equilibrio permanente y compensación de peso entre timonel y tripulante, explosión y concentración extrema: un error hace perder mucha ventaja.
Yago, Klaus, Vicky y Sol saben perfectamente el nivel que les espera de rivales a partir del viernes 12 de agosto a las 13:05, en donde la versión masculina y femenina de la clase hacen su debut con tres regatas cada una. En el caso de los varones de 49er, están programadas en la cancha Pan de Azúcar, mientras que a las chicas les tocará la postal de fondo de los aviones aterrizando en el Aeropuerto Internacional del de Galeão, en la cancha simplemente llamada Aeropuerto. En ambas versiones de embarcación son equipos de 14 países los que le darán dos vueltas por regata al circuito olímpico.
La Federación Argentina de Yachting (FAY) apoya a los 13 deportistas de vela que representan al país en los juegos que ya comenzaron y agradece a las empresas Paradigma, BGH, Huawei, Galicia Éminent, Petra y Hi-Tec.