Alquiler de barcos. La nueva normalidad de vacaciones

0

Alquiler de barcos


La nueva normalidad de vacaciones

Una postal que se repite cada verano por el Mar Medierráneo: Lionel Messi junto a su familia en un yate de lujo. La propuesta es de por sí tentadora: pasar el día navegando, visitar paisajes inaccesibles y disfrutar del atardecer sobre el agua. Garantiza tranquilidad, privacidad y, ahora, un factor clave en tiempos de pandemia: el distanciamiento social.

El rubro de alquiler de barcos es un éxito en Estados Unidos, Europa y el Caribe. Pero desde la irrupción de la pandemia hubo un incremento en la demanda por este servicio que certifica unas vacaciones “seguras”.
Santiago Dasso y su socio Ignacio Peluffo, ambos de 35 años, crearon una plataforma de alquileres para romper con la idea que esta propuesta es solo para “ricos”.

El inicio de todo

Dasso estudió Ciencias Económicas y siguió su formación con un postgrado en negocios. “Me metí de lleno en el mundo de telecomunicaciones, trabajé, gané las herramientas y un día supe que ese no era mi camino”. Dijo que quería tener un proyecto propio y renunció a la estabilidad que había experimentado durante casi una década. “Puse punto final a esa etapa, y con ahorros decidí seguir mi intuición”, recordó.

En familia, este joven emprendedor, solía visitar lugares exóticos en catamaranes y veleros. “El turismo siempre me gustó y la vida en el agua aún más. Embarcados en familia por las bodas de oro en un viaje a las Islas Vírgenes, distinto a todo. Eso me quedó resonando en la cabeza. Sabía que tarde o temprano me decidiría por crear un proyecto relacionado a este universo”, relató.