Manta , el velero que limpia de plásticos el mar

The Sea Cleaners


Manta , es el velero que recoge plásticos del mar y los converte en combustible

El velero ‘Manta‘ puede funcionar casi de manera autónoma, gracias a los plásticos que recoge del mar y que convierte en su combustible
Cansado de chocar constantemente con residuos plásticos en el mar, el navegante francés Yvan Bourgnon decidió hacer algo para solucionar el problema.

Como producto de sus esfuerzos se creó ‘Manta‘, un gigantesco velero que limpa el mar, recogiendo la basura plástica para convertirla en su propio combustible.

Lo mejor es que ‘Manta‘ realiza este proceso mediante un proceso ecológico que prácticamente le permite funcionar de forma autónoma, con una huella medioambiental mínima.

Manta, el enorme velero dedicado a limpiar los mares de basura plástica

Según cálculos de expertos, cada año alrededor de ocho millones de toneladas de plástico terminan en el océano. Esta situación se agravará por la pandemia de Covid-19.

En 2020, la ONU estimó que un 75 por ciento del plástico con el que se fabrican los cubrebocas, guantes, entre otros artículos sanitarios, llegarán a los mares.

El resultado: graves afectaciones para la vida marina y la economía. Consciente de ello, Yvan Bourgnon decidió fundar la asociación The Sea Cleaners.

Esta lucha contra la contaminación de plásticos con ‘Manta’, un enorme velero capaz de recoger y grandes cantidades de basura plástica que convierte en su combustible.

‘Manta’: ¿Cómo lograr recoger gandes cantidades de plástico y convertirlo en combustible?

El velero, cuyo nombre se debe a su similitud con una mantarraya, fue construido con acero de bajo contenido en carbono, mide 62 metros de alto y pesa mil 800 toneladas.

Funciona con un sistema de propulsión híbrido eléctrico, hecho a base de hidrogeneradores, dos turbinas eólicas y 500 metroa cuadrados de paneles solares. Esto le permite:

Recoger hasta tres toneladas de plástico por hora
Atrapar fragmentos de hasta 10 milímetros de tamaño.
Alcanzar basura que se encuentras hasta a un metro de profundidad
A bordo del ‘Manta’ viajan dos personas encargadas de separar el plástico, mismo que se tritura, derrite y transforma en gas sintético.

Este último pasa a través de turbinas para generar electricidad, energía que permite al velero funcionar el 75 por ciento del tiempo sin usar combustibles fósiles.

Dejá una respuesta