Juan Carlos I, Rey eterno de la vela española

0
Juan Carlos I, vela española

Juan Carlos I, Rey eterno de la vela española

LA VELA ESPAÑOLA ENDEUDADA CON JUAN CARLOS I

 

Fuente ABC.ES 

La vela española se ha visto beneficiada gracias a las intervenciones directas del Rey Juan Carlos.

Juegos de Barcelona, vueltas al mundo, Copa América, Circuito Med Cup, Sardinia Cup son competiciones en las que España no hubiera estado si no hubiera sido por la mediación del Rey Juan Carlos I y la Familia Real

 

Copa del Rey

El Rey Juan Carlos, desde su abdicación no ha vuelto a navegar en la Copa del Rey. El exceso de celo de la Casa Real ha impedido que Felipe VI y Juan Carlos I se vieran las caras en los campos de regatas, como hasta ahora había sido habitual y todo porque la prensa no sacara punta a ese encuentro en el mar.

Don Juan Carlos sabedor de que ya no iba a poder navegar en el mismo campo de regatas en el que participara Felipe VI y también a causa de su salud decidió buscar un rincón más tranquilo para no dejar de practicar su deporte favorito.

Clase 6 Metros Internacional

Desde allí montaron un circuito de regatas en la clase 6 Metros Internacional. Una clase que ni los más viejos del lugar conocían, pero que estaba acorde con las nuevas características físicas del Rey. En seguida comenzaron a aflorar barcos de 6 Metros. ¿Qué pasó?, que Juan Carlos I avaló con su participación la clase. España participó y ganó Mundiales y Europeos de los 6 Metros y las regatas por la ría de Pontevedra comenzaron a dar la vuelta al mundo.

Todo ello en detrimento de la Copa del Rey de cruceros de Palma, que a pesar de que la participación de Felipe VI era una garantía de éxito, resultaba cada año de más baja calidad. Hay que haber vivido muchas Copas del Rey para entender la importancia que tenía la participación de Juan Carlos I.

Los caprichos de España en este deporte los ha abanderado el Rey. Desde su participación en los Juegos Olímpicos de Munich 72 con su concurso en la clase Dragón junto a Félix Gancedo y al Duque de Arión hasta su aval a la clase 6 Metros todo ha sido un éxito de marketing, aunque deportivamente no se haya dado la talla.

Copa América

La Copa América era una regata muy desconocida en España cuando en 1989 a Pedro Campos se le ocurrió que dado que en 1992 se conmemoraba el quinto centenario del Descubrimiento de América cabría la posibilidad de que España optara a navegar en San Diego. ¿Quién lo posibilitó? Juan Carlos I, que con sus influencias convenció al Gobierno de Felipe González para que con el mecenazgo del Quinto Centenario y Astilleros Españoles se posibilitara que España pujara por la Jarra de las Cien Guineas en San Diego.

De la misma manera ocurrió con los desafíos de España a las Copas de 1995 y 2000, ambos como en 1992, a los mandos de Pedro Campos. Sin marcharnos de esta regata, cuando en 2004 Ernesto Bertarelli ganó la Copa América en Nueva Zelanda y tuvo que buscar unas aguas abiertas para defenderlas, la implicación de Juan Carlos I fue decisiva para que los suizos eligieran el campo de regatas de Valencia para la disputa de la 32 edición. La capital valenciana se benefició de un nuevo puerto, el más moderno del mundo con una dársena a la que pusieron el nombre de Juan Carlos I.

Mientras tanto nace en España la clase Transpac 52, un barco diseñado para navegar por el pacífico en el que navegaban grandes regatistas y armadores. Vicente Tirado y Juan Carlos I decidieron que en España esa clase podría triunfar, por lo que consiguieron poner en el agua dos unidades, «Bribón» y «Caixa Galicia» a las que se uniría un año más tarde el «Sirius» de la Armada Española. Nació el Circuito MedCup, que bajo el patrocinio de Breitling y Audi dieron trabajo a cientos de regatistas y técnicos de tierra de España, llegando a haber una flota de más de 10 unidades con bandera española y declarándose al circuito como el más importante del mundo.

Vuelta al mundo

España había participado en la Vuelta al Mundo con el «Licor 43», los «Fortuna» y el «Galicia 93 Pescanova». También por influencia de Pedro Campos y Manuel Fraga, la Volvo Ocean Race recaló en Galicia. En 2005, Juan Carlos I dio la salida desde la ría de Vigo a la novena edición de esta vuelta al mundo con escalas y por equipos. España participó con el «Movistar» gracias a una gestión del Rey Juan Carlos con el presidente de Telefónica, César Alierta.

Esta fue la punta de lanza en las participaciones de España en la Volvo Ocean Race porque luego llegaron los «Telefónica» «Azul» y «Negro» (2008-2009), el «Telefónica» (2011-2012) y los «Mapfre» (2014-2015 y 2017-2018), también con el concurso de Juan Carlos I en la consecución de los patrocinios.

Última cena

Muchos se ha hablado y se ha escrito sobre la última cena del Rey Juan Carlos en Sanxenxo con sus «amigos» antes de abandonar España momentáneamente para no perjudicar a la corona de Felipe VI. Hasta ahora solo el Real Club Náutico de Sanxenxo ha mostrado su apoyo y agradecimiento a Don Juan Carlos. La vela está callada, agazapada y sin haber reaccionado a esta circunstancia maléfica que ha sufrido la persona a la que debemos todo lo que somos en este deporte.

Don Juan Carlos volverá a España no tardando mucho porque es su país, ese país al que trajo la democracia y al que ha mantenido en paz, además de no tener ninguna necesidad de esconderse.

El Rey emérito, Rey eterno de la vela española, todavía tiene muchas cosas que decir y que hacer en nuestro deporte. De momento tiene que defender los títulos de Europa y del Mundo que posee actualmente en la Clase 6 Metros Internacional y que probablemente lo haga en 2021-22 en aguas de Sanxenxo, así como también continuar avalando a España en el equipo de vuelta al mundo, que tiene previsto participar en 2022 con un barco de la clase IMOCA 60.