Drones sumergibles para explorar el mar

Drones sumergibles para explorar el mar

5 drones sumergibles para explorar el fondo del mar

Desde los que te siguen hasta los que te ayudan a encontrar peces, estos drones facilitarán tu aventura submarina.

Lo normal es pensar en los drones como aparatos voladores, pero hay una nueva clase que ha abandonado el aire para sumergirse en el agua.
Por fortuna siguen teniendo cámaras de alta resolución, por lo que se puede filmar bajo el agua de manera increíble. Prepárate porque estos drones sumergibles te van a sorprender.

Aquarobotman Nemo

Drones sumergibles para explorar el  mar
Drones sumergibles para explorar el mar
El Aquarobotman Nemo es capaz de sumergirse 100 metros, así que es perfecto para ver qué es lo que hay bajo el mar. La cámara panorámica 4K captura imágenes de calidad del Planeta Azul. También es capaz de quedarse en un lugar específico, por ejemplo si quieres filmar un barco hundido. 
Tiene un modo de RV por lo que con unas gafas de realidad virtual es posible vivir una experiencia muy similar a estar bajo el agua. La inclusión de sensores de calor, presión, etc, hará que te sientas como un verdadero pez.

Geneinno Titan

Una foto del dron submergible Geneinno Titan.
El Titan es capaz de llegar a una profundidad de 150 metros. Además tiene seis propulsores que permiten dirigirlo con una gran precisión. 
En lo que se refiere a la imagen, puede filmar en 4K y sacar instantáneas de ocho megapíxeles. Si entras en una cueva (a 150 metros de profundidad suele estar muy oscuro) puedes activar los 3.000 lúmenes para ver lo que estás fotografiando.
El Titan se puede controlar a través de tu smartphone usando la app específica o por medio de bluetooth. La batería tiene tres horas de autonomía, un tiempo más que suficiente para explorar a placer.

Navatics MITO

Una foto del dron sumergible Navatics MITO.
Si quieres filmar sin que las imágenes salgan movidas, el Navatics Mito es una gran elección. Lleva incorporado un estabilizador junto con unos algoritmos que ayudan a mantener el equilibrio, todo ello para producir vídeo de calidad profesional.
Al igual que los otros drones que hemos visto cuenta con una resolución de 4K, es decir, cuatro veces superior al formato HD. Así que los dientes del tiburón saldrán perfectamente enfocados. Lleva integrado un sistema de corrección del color para plasmar con acierto las tonalidades del fondo del mar. La batería dura cuatro horas y se puede cambiar cuando se desee continuar con la aventura.

Notilo Plus iBubble

Una foto del dron sumergible Notilo Plus iBubble.
Al igual que otros modelos voladores, este dispositivo sumergible te sigue mientras nadas y va grabando la experiencia. Es como si tuvieses un camarógrafo propio. Prepárate para sacar unos increíbles selfies bajo el agua. 
Gracias al aparato de control remoto se pueden seleccionar diferentes ángulos de filmación. No supone ningún peligro para el medio marino pues cuenta con un sónar que le permite detectar obstáculos como los corales. ¿Tiene algún punto débil? Pues que la batería sólo dura 60 minutos pero una vez que la has recargado es posible volver al agua.

PowerVision PowerRay

Foto del dron sumergible PowerVision PowerRay.
Este dron ha sido diseñado para la gente a la que le gusta pescar. Tiene una pieza separada llamada FishFinder que recoge multitud de información sobre dónde están los peces, a qué temperatura, a qué profundidad, etc. Todo esto lo podrás ver en tu teléfono. Incluso te llegarán alertas cuando los peces estén cerca
Pero eso no es todo. Pues además permite poner el cebo con precisión donde uno quiera. Con tanta tecnología los pobres peces no tienen ninguna posibilidad de escapar. Utilizando unas gafas de RV podrás disfrutar de la experiencia 4K. Incluso hay un modo ráfaga que dispara cinco fotogramas por segundo. Esperemos que pillemos a los peces con su mejor sonrisa.