Defensores y Desafiantes en la Copa America

0
39

Defensores y Desafiantes en la Copa America

La competición por conseguir el trofeo más antiguo en el deporte internacional data de 1851 cuando el velero América cruzó el Atlántico para regatear contra la flor y nata de la flota británica. El trofeo que se ganó por primera vez en 1851 fue donado como regalo junto con un escrito (Deed of Gift) al New York Yacht Club, para que se ofreciera como trofeo en una competición amistosa entre las naciones. Las regatas no siempre han sido amistosas, y la competición es a menudo feroz y despiadada. Pero eso es de esperar que con tanto en juego, “no hay segundo” como se le dijo a la reina Victoria con ocasión de la primera regata hace más de 160 años.

La 35ª America’s Cup marca el último capítulo de esta gran historia deportiva. La historia de la America’s Cup ha sido definida por los Defensores y los Desafiantes. El Defensor es el club náutico (o su equipo) que ganó la anterior America’s Cup y que tiene que defender su título. El Desafiante es su oponente, y si el Desafiante gana, entonces se convierten en el Defensor de la próxima America’s Cup.

La “jarra de las 100 guineas” © Gilles Martin-Raget/ACEA
La America’s Cup es una competencia basada en el desafío. Si nadie desafía al Defensor, no hay competición, aunque esto nunca ha sucedido, ¡siempre hay alguien que quiere que esto suceda! Cuando ganas la America’s Cup te conviertes en el ‘Defensor’ y heredas los derechos del evento. Como Defensor, puedes determinar la ubicación y el momento de la próxima competición. Y si estás de acuerdo con el/los Desafiante/s, también puedes decidir el tipo de barco, el formato de las regatas y la mayoría de las demás reglas alrededor del evento. Si no hay acuerdo en los términos de la regata, se debe de regatear siguiendo las condiciones especificadas en el Deed of Gift, que fue escrito en 1857. En la era moderna de la Copa, esto solo ha ocurrido dos veces, en 1988 y 2010.

America en la primera regata en Inglaterra
Durante muchos años sólo hubo un Desafiante. De 1871 a 1967 la competición fue entre sólo dos equipos, un Desafiante y un Defensor. A partir de 1970, se permitió la participación a múltiples competidores, lo que llevó al nacimiento de las Series de los Desafiantes. Este fue el comienzo del fin del dominio Estados Unidos, ya que los rivales competirían entre ellos por el derecho a estar en la final, haciéndose más y más fuertes gracias a la propia competición. Pero incluso con este impulso, tendrían que pasar 13 años más antes de que Australia venciera a los Estados Unidos y llevara por primera vez el trofeo y la competición fuera de los EE.UU. Desde 1851 la America’s Cup ha representado la pura búsqueda de la excelencia. Un equipo ganador debe sobresalir en el diseño y la ingeniería, en la navegación a vela, en el atletismo, en la construcción de equipos y, en los tiempos actuales, también en el marketing deportivo, en la recaudación de fondos e incluso en la psicología. En sus 166 años de historia, sólo cuatro países, representados por sólo seis clubes náuticos, han ganado la America’s Cup: Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda y Suiza.

El mítico patrón Sir Peter Blake que lideró el Team New Zealand en dos victorias en la Copa (1995, 2000) escribió: “La America’s Cup es lo que es porque es muy difícil ganarla… No es un juego para los más débiles. Es un juego para aquellos que no tienen miedo de enfrentarse a los mejores que el mundo puede ofrecer. Es un juego donde ganar es casi imposible, casi, pero no imposible. Y por eso vale la pena luchar ella. Esta es la dificultad que da algún sentido a cualquier desafío, es la esencia de la vida misma”.

El Defensor de la 35ª America’s Cup, el ORACLE TEAM USA, tiene antes sí a cinco rivales extremadamente potentes: Artemis Racing, Emirates Team New Zealand, Groupama Team France, Land Rover BAR y SoftBank Team Japan. Sólo uno de estos desafíos se enfrentará al Defensor en el 35ª America’s Cup Match presentado por Louis Vuitton, mientras que el ORACLE TEAM USA intentará convertirse en el segundo equipo en la historia en ganar tres veces seguidas la America’s Cup. La batalla seguramente será dura y muy peleada, tal y como debe ser.