SVEN YRVIND. A LOS 82 AÑOS NAVEGA EN SOLITARIO 3.500 MILLAS

0
SVEN YRVIND

A LOS 82 AÑOS NAVEGA EN SOLITARIO 3.571 MILLAS EN 78 DÍAS, CON UN BARCO CONSTRUIDO POR ÉL

Sven Yrvind de 82 años acaba de completar una travesía en solitario de 3.571 millas (5.747 km) y 78 días de duración a bordo de una pequeña embarcación construida con sus propias manos en el garaje de su casa.

Soltó amarras en Ålesund (Noruega) el pasado 30 de junio, a una velocidad media de 2 nudos.

El velero ‘Exlex Minor’ que el sueco ha diseñado, construido y navegado es una “bicicleta de montaña de los océanos”, de 5,8 metros de eslora y  1,23 de manga con un calado de 0,2 metros.

En cuanto finalice la cuarentena en Faila que debe cumplir como manda el protocolo sanitario en las Azores, el navegante partirá en avión para volver a su casa en Västervik, habiendo cumplido el sueño de navegar en el Mar de los Sargazos.

Le  queda una aventura pendiente: alcanzar las antípodas con su microbarco.

Yrvind zarpó de la costa noruega a principios de verano con la intención de llegar a Nueva Zelanda, pero comprobó que la embarcación no estaba preparada para resistir las condiciones de viento y ola en el océano Índico, por lo que decidió fijar las Azores como destino final del periplo.

Su Historia 

En 1968 en un barco de 12 metros navegó hasta Río de Janeiro. Y al  llegar dijo: “Un barco grande tiene problemas grandes, por eso regresaré a los chicos,  sólo dan problemas chicos”.

Entonces construyó una embarcación de cuatro metros para volver a cruzar el Atlántico. Una proeza, pues apenas cabía tumbado y donde el agua, la comida y la ropa tuvo que racionar hasta extremos

En 1970, a los 31 años, construyó otro diminuto velero de  6 metros de madera contrachapeada ,Bris I , con el que alcanzó la isla de Santa Elena en el hemisferio Sur.

En 1989, cruzó elAtlántico  desde Suecia a Nueva York vía Irlanda y Terranova.

En 2005 construyó un nuevo velero de 27 pies con el que navegó  de Suecia a Florida.

En 2008 fabricó el Yrvind.com, un velerito de 4,60 metros y 1,30 de manga, al que colocó un palo de mesana en el que sujetó el piloto de viento y un remo a modo de timón, con el que en 2011 empleó 45 días en navegar por  las islas portuguesas de Madeira y Martinica.

Fué una travesía en solitario que le dio  ánimo para emprender lo que él llamó el viaje definitivo: “ la vuelta al mundo sobre tres metros de velero”

La salida de ese viaje definitivo se retrasó hasta 2018 , y ya con 78 años, lo hizo  sobre el ‘Exlex’ de 5,76 mts.  , donde soltó amarras en Irlanda con la intención de llegar a Nueva Zelanda casi un año más tarde. No pudo ser.
Al llegar a Suecia tras su frustrada travesía a Nueva Zelanda, comenzó a construir ‘Exlex Minor’, el último de sus microbarcos, con el que seguía soñando en Oceanía.

Y es ahí  cuando retomó su aventura……