Volvo Ocean Race. Se acabó el descanso

0
68
Volvo Ocean Race. Se acabó el descanso
Leg 7 from Auckland to Itajai, day 9 on board Sun Hung Kai/Scallywag. Ben Piggott - more machine than man - taking on the sail stack. 25 March, 2018.

Volvo Ocean Race. Se acabó el descanso

Tras un fin de semana de condiciones que permitieron un ligero descanso a las exhaustas tripulaciones de la Volvo Ocean Race, el Océano Sur vuelve a mostrar toda su crudeza.

Team Brunel lidera con 50 millas de ventaja respecto a un compacto grupo de cinco barcos concentrados en apenas 10. MAPFRE ha recuperado el ritmo.

A falta de 1.400 millas para alcanzar el legendario Cabo de Hornos, la flota ha superado un tramo de relativa calma y vuelve a navegar en modo Océano Sur: vientos por encima de los 40 nudos, olas cada vez más grandes y hasta esporádicas nevadas en cubierta.

Y así seguirá siendo durante las próximas 24 horas antes de un nuevo respiro en forma de bajada de la intensidad del viento. Pero a medida que los barcos se aproximen a Cabo de Hornos, las condiciones volverán a deteriorarse significativamente, con previsión de vientos todavía más duros y olas descomunales.

Team Brunel continúa liderando la carga hacia el Este. Los veteranos Bouwe Bekking y Andrew Cape saben bien lo que es atravesar el Océano Sur en estas condiciones, y ejercen de maestros para los menos experimentados a bordo del barco holandés.

Los más jóvenes contribuyen a hacer que el barco vaya rápido, pero nunca han sufrido un revés serio, y no queremos que lo experimenten”, explica el patrón Bouwe Bekking. “Aquí las cosas pueden empeorar rápidamente. En apenas un abrir y cerrar de ojos, 30 nudos pueden convertirse en más de 40, y entonces puede pasar cualquier cosa… (Pero) llevamos un par de días navegando muy bien

Bekking es consciente de lo que les espera entre su posición y el legendario Cabo de Hornos. “Está llegando un frente por detrás, y la zona de exclusión de hielo nos obligará a trasluchar. Entonces esperamos un role considerable y la llegada de más viento esta noche y mañana”.

Simon “SiFi” Fisher, navegante de Vestas 11th Hour Racing, es más explícito en uno de sus tweets: “Viento. Mucho viento. Seguimos ganando Este mientras nos alcanza un frente frío. Por delante nos esperan unas cuantas horas duras más”. El Vestas 11th Hour Racing forma parte de un grupo de cinco barcos concentrados en 10 millas en un eje de 30 millas Norte-Sur y navegando a 50 millas del Team Brunel.

El último reporte de posición muestra al líder de la general, el MAPFRE, navegando dentro de ese grupo, en quinta posición y a menos de siete de su archirrival Dongfeng Race Team, segundo de la provisional de esta Etapa 7. La tripulación del barco español está mostrando su magnífica marinería al mantener el ritmo de sus rivales pese al problema con su carro de mayor, que les obliga a navegar rizados.

“Creo que tenemos que estar muy contentos con la posición en la que estamos”, reconoce el patrón Xabi Fernández. “Ayer intentamos ralentizar el barco un poco para realizar unos refuerzos que nos permitieran forzar el ritmo con uno o dos rizos hasta Hornos… Ahora esperamos la llegada de un frente con mucho viento. Vamos a tener que ser cuidadosos con el mástil, pero esperemos poder mantener el ritmo de los demás y estar en la pelea cuando lleguemos a Hornos”.

En cola de la flota, SHK-Scallywag navega de manera conservadora después de haber sufrido daños de material y al menos una trasluchada descontrolada. El patrón David Witt indica que el objetivo es llegar a Cabo de Hornos sin complicaciones, y a partir de ahí intentar alcanzar al resto de la flota. Dada la previsión de una compresión de la flota en la entrada al Atlántico, esa puede ser una buena estrategia.

“Debemos asegurarnos de llegar intactos a Hornos, y entonces tal vez tengamos una oportunidad”, comenta el australiano. “Quizá no sea así, pero necesitamos llegar hasta Cabo de Hornos, y de momento estamos sufriendo bastante, así que el objetivo ahora es llegar allí de forma segura”.