Submarino de lujo Triton 3300/6

Submarino de lujo Triton 3300/6

Los submarinos privados se han puesto  de moda ultimamente en el mundo de los superyates.
El submarino de lujo Triton 3300/6 es la primera unidad que permite inmersiones tan profundas con tanta capacidad de pasajeros.

Construido por Triton Submarines, el 3300/6 es el primer sumergible de casco acrílico a presión para seis ocupantes homologado para inmersiones de más de 1.000 metros.

Cuenta además con el compartimiento de pasajeros esférico y transparente más grande del mundo, con una ventana de 360 grados al océano exterior,  para vivir experiencias inolvidables en las profundidades desde “un salón bajo el mar”

El volumen interior de este tritón es de cinco metros cúbicos, suficiente para ubicar media docena de asientos ergonómicos de cuero.
Fabricada con resina acrílica, la esfera tiene un diámetro exterior de 2,5 metros, y se puede personalizar el color del submarino y los asientos.

Con sus 4  dos propulsores de 12,5 kW cada uno,  avanza a una velocidad de tres nudos tranquilamente mientras se descubre el mundo bajo el mar. Está equipado con un juego de luces LED de 20.000 lúmenes.

El equipo de Triton trabajó en colaboración el propietario, la empresa SEMarine, para la integración de los sistemas necesarios a bordo del yate. El proceso de diseño y construcción se prolongó dos años

“Tras el desarrollo y el éxito revolucionario del Triton 36000/2 (LF), que logró el récord mundial de inmersión más profunda, fue agradable diseñar otro hito sumergible”, explica el diseñador principal del proyecto, John Ramsay.

“Esta vez, la atención se centró más en el lujo y la experiencia del invitado que en la profundidad extrema. Estoy especialmente orgulloso del nivel de comodidad y espacio que hemos logrado en un sumergible”, señala. También destaca cómo su equipo ha conseguido un sumergible ligero y compacto, así como el nuevo sistema de elevación con grúa.

Patrick Lahey, presidente de Triton, confirma el crecimiento de la demanda en el mercado de submarinos , su empresa ha entregado el duodécimo sumergible.

El precio del submarino privado podría rondar los 4 millones de euros.

Dejá una respuesta