Pro Sailing Tour 2021

Pro Sailing Tour

Los Ocean Fifty ya vuelan alrededor de Gran Canaria

La flota del Pro Sailing Tour inicia el Desafío 24 Horas

El tercer episodio del Pro Sailing Tour ha comenzado esta mañana con la salida del Desafío 24 Horas, un recorrido que llevará a los trimaranes oceánicos Ocean Fifty a circunnavegar Gran Canaria y Fuerteventura. Los equipos tendrán que negociar un completo menú de condiciones, con tramos de viento duro y momentos de encalmada que condicionarán la posibilidad de establecer un nuevo récord en la vuelta a Gran Canaria.

El tercer episodio del Pro Sailing Tour ya está en marcha. Los siete trimaranes oceánicos Ocean Fifty abandonaban esta mañana los pantalanes del Muelle Deportivo de Las Palmas de Gran Canaria para poner rumbo a la línea de salida e iniciar el Desafío 24 Horas, primera de las hasta 11 pruebas puntuables que disputarán hasta el próximo domingo en su histórica visita al archipiélago.

La previsión meteorológica se ha cumplido, y la flota saltó al terreno de juego puntualmente a las 11:00h bajo un cielo encapotado y con vientos en el entorno de los 12-15 nudos de componente norte. Tras un lento tramo inicial hacia La Isleta, el punto más septentrional de Gran Canaria, los barcos ponían rumbo a la Punta de Sardina, primera de las dos balizas de paso obligado fijadas por la organización; la segunda les espera en Maspalomas, en el extremo opuesto de la isla. Navegarán bajo la influencia de los alisios.

“En la costa oeste navegarán de popa y con bastante viento, la intensidad subirá por el efecto de la costa, así que avanzarán rápido y con el gennaker grande”, explicaba antes de salir al agua el director de regata, Gilles Chiorri. “Al sur de la isla esperamos que baje totalmente el viento”.

La gestión de esas zonas de encalmadas a la sombra de la isla condicionará el orden de la provisional. “Si uno de los barcos puede escaparse y coger viento antes que los demás, marcará la diferencia”, avanza Chiorri. El tramo final de la circunnavegación les espera con viento duro de proa y considerable ola, todo un desafío para las tripulaciones en su camino hacia la baliza situada frente a San Cristóbal, donde completarán la vuelta a Gran Canaria “previsiblemente en el entorno de las 21:00h”. A partir de ahí pondrán rumbo noreste hacia Fuerteventura, con previsión de rodear la isla en sentido horario antes de regresar hacia Gran Canaria, donde se les espera alrededor del mediodía de mañana.

Posibilidad de récord
Uno de los objetivos en la mente de los participantes es la posibilidad de establecer un nuevo récord de vuelta a Gran Canaria. La actual marca la estableció Arkema en noviembre de 2019, en 10 horas y 22 minutos. En el Pro Sailing Tour participan los mismos patrones que ostentan la marca a batir, Quentin Vlaminck y Lalou Roucayrol, esta vez a bordo de una nueva versión del Ocean Fifty, el Arkema 4. El barco con el que establecieron el récord navega hoy bajo los colores de The Arch. “La posibilidad de récord dependerá de las condiciones en la parte posterior de la isla, donde hay una sombra de viento bastante grande”, explica Benoît Marie, copatrón de The Arch. “Por otro lado, los barcos son rápidos, cuando competimos siete en el mismo recorrido todos vamos a tope, así que puede suceder”.

En opinión de Quentin Vlaminck, otra variable puede condicionar el asalto al récord: “Será difícil batirlo porque tenemos waypoints y eso implica que realizaremos un recorrido más largo, pero no lo descartamos, porque las condiciones son buenas”. Los Ocean Fifty pueden navegar a velocidades superiores a los 40 nudos de velocidad, aunque como indica Vlaminck, “la clave está en mantener una buena media y encontrar un compromiso entre velocidad y seguridad para no romper nada”.

The Arch rompe su mayor
Apenas tres horas después de iniciar el recorrido, y cuando la flota realizaba una serie de trasluchadas en la costa oeste de la isla, The Arch rompía la mayor, provocando su retirada inmediata del Desafío 24 Horas. El barco ponía rumbo a tierra para evaluar los daños y el equipo confía en poder reincorporarse a la competición para las pruebas del fin de semana. El incidente no ha provocado daños personales.

La regata, en directo
La evolución de los barcos puede seguirse en directo a través de este enlace en la web oficial del Pro Sailing Tour. La aplicación desarrollada por Georacing ofrece datos en directo acerca de la posición relativa de los barcos sobre el mapa, su velocidad, distancia entre participantes, rumbo y condiciones de viento.

En el momento de redactar esta información, la flota negocia la costa sur de la isla concentrada en apenas dos millas náuticas como muestra de la gran igualdad entre los barcos. El Leyton de Sam Goodchild es el líder provisional, prácticamente emparejado con el Primonial de Sèbastien Rogues, seguidos por el Ciela Village de Erwan Le Roux, el Arkema 4 de Quientin Vlamynck, el Solidaires en Peloton – ARSEP de Thibaut Vauchel-Camus y el Groupe GCA – 1001 Sourires de Gilles Lamiré. En las próximas horas tendrán que negociar vientos en el entorno de los 30 nudos cuando naveguen frente al aeropuerto de Gran Canaria.

El Desafío 24 Horas finalizará donde se inició: frente a San Cristóbal, al sur de Las Palmas de Gran Canaria. La competición continuará el sábado y el domingo con una serie de regatas costeras a partir de las 10:30h.

El tercer episodio del Pro Sailing Tour cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, el Cabildo de Gran Canaria y el Puerto de Las Palmas.

Declaraciones de la jornada:

Benoît Marie, co-patrón del The Arch:
“Aunque todos los barcos son diferentes, están bastante igualados. Navegamos con Arkema hace un par de días y no apreciamos muchas diferencias. La clave estará en cómo se navegan. Somos nuevos con este barco, lo adquirimos hace un par de semanas y apenas hemos navegado unas 15 veces con él, tenemos mucho que aprender, pero estamos aquí para eso: aprender, mejorar y disfrutar”.

Quentin Vlamynck, patrón de Arkema 4:
“El recorrido es muy técnico, con maniobras todo el tiempo, cambios de velas,… Pero mi tripulación es buena en este entorno, porque hemos construido el barco pensando en la navegación con tripulación de tres y estamos preparados. La clave está en no romper el barco, porque el viento será duro por momentos, habrá olas y es un recorrido largo. El de 24 horas es el formato de regata más complicado, en la anterior regata no dormimos nada, pero en esta ocasión esperamos poder descansar como 30 minutos o una hora en el tramo a Fuerteventura”.

Dejá una respuesta