North Sails analiza la Volvo Ocean Race

North Sails analiza la Volvo Ocean Race

Ken Read, el presidente de North Sails analiza la Volvo Ocean Race

El presidente de North Sails repasa la última Volvo Ocean Race, el comportamiento de las velas 3Di y el futuro de la navegación oceánica. 

Reconozco haber estado pegado al tracker de la Volvo Ocean Race y a la información en directo durante el último día y medio de regata.

Me desperté como media docena de veces para ver cómo evolucionaba la flota después de dividirse en las zonas de exclusión. Un drama increíble entre la emoción de la victoria y la brutal agonía de la derrota mientras veía cómo los barcos iban cruzando la meta separados por minutos.

Ahora, ya con las aguas calmadas, uno no puede hablar de esta regata sin recordar primero la tragedia de John Fisher. Y la pregunta es: ¿cómo puede adaptarse la navegación oceánica para tener mejor seguridad a bordo y evitar tragedias como esta? Porque estos barcos no van a navegar más despacio: con barcos semivoladores, la navegación oceánica sólo se volverá más rápida, y la seguridad se convertirá en una prioridad cada vez mayor.

Desde el punto de vista de North Sails, no podría estar más orgulloso de nuestra gente y de las velas 3Di diseñadas para esta regata. Y cómo mejoran nuestros productos gracias a pruebas como esta. Bouwe Bekking dice que ha sido la edición con más viento de cuantas ha hecho. La presión que se le ejerce a esas velas y el excelente aspecto que mostraban llegando a meta es impresionante. Las imágenes de los drones mostraron con total crudeza la brutalidad de la Volvo Ocean Race como nunca antes, lo mucho que se exige a los barcos y lo que han tenido que soportar sus velas.

Aquellos que hemos participado en la regata lo entendemos, pero incluso con las imágenes de a bordo nunca hemos sido capaces de mostrar al mundo lo brutal que puede resultar para hombre y máquina. Las imágenes de drones muestran cómo toda la flota se afanó en destruir sus velas 24 horas al día durante semanas, pero las 3Di lograron sobrevivir. Y no sólo eso: los barcos completaron el recorrido con velas que parecía como si llegaran de una jornada de regatas normal. Así de buenas son las velas 3Di. Es increíble, y estoy terriblemente orgulloso de North Sails.

Lo curioso es que tanto nuestra empresa como el mundo de la vela en general comienzan a dar por hecho las prestaciones de 3Di, pero la técnica de fabricación de ninguno de nuestros competidores podría alcanzar el nivel siquiera próximo a lo que consiguieron las velas de Volvo. Ni remotamente. Es increíble, cuesta acostumbrarse a ello, porque las prestaciones de las 3Di son incomparables y superan todo lo que se ha visto en nuestra industria.