Marwa Elselehdar, la mujer capitana culpada por bloquear el canal de Suez.

Marwa Elselehdar, la primera mujer capitana de Egipto, “Me culparon por bloquear el canal de Suez”

Marwa Elselehdar, la primera mujer capitana de Egipto

Cuando se había difundido la noticia de que el Ever Given se había atascado en el canal de Suez,  Marwa Elselehdar comenzó a leer varios rumores en internet que decían que ella era la culpable.
En el momento del bloqueo de Suez, Elselehdar estaba trabajando como primera oficial, al mando del Aida IV, a cientos de kilómetros de distancia en Alejandría.

Los rumores sobre el rol de Marwa Elselehdar en el incidente del Ever Given fueron impulsados en gran medida por capturas de pantalla de un titular de noticias falso, publicado por Arab News.

Marwa Elselehdar, de 29 años, dijo que no tiene idea de quién fue el primero en difundir la historia.

“Sentí que fui blanco de estos rumores tal vez porque soy una mujer exitosa en este campo o porque soy egipcia, pero no estoy segura”, dijo.

En la actualidad, las mujeres solo representan el 2% de los marineros de todo el mundo,

Marwa Elselehdar dice que se siente motivada por algunas de las respuestas que recibió.

Durante sus estudios, Elselehdar dice que en todo momento fue víctima de sexismo.
“A bordo, todos eran hombres mayores con diferentes mentalidades, por lo que fue difícil no poder encontrar personas de ideas afines con las que comunicarse”. “Fue un desafío pasar por esto sola y poder superarlo sin que afectara mi salud mental”.

“La gente de nuestra sociedad todavía no acepta la idea de que las mujeres trabajen en el mar lejos de sus familias durante mucho tiempo”, agrega. “Pero cuando haces lo que amas, no es necesario que busques la aprobación de todos”.

Después de graduarse, Marwa ascendió al rango de primer oficial y capitaneó el Aida IV cuando se convirtió en el primer barco en navegar por el canal de Suez luego de su ampliación en 2015.
En ese momento, se convirtió en la capitana egipcia más joven y la primera mujer en cruzar esa ruta.

Dejá una respuesta