MAPFRE persigue a la flota hacia Malvinas

0
126
Mapfre
Leg 7 from Auckland to Itajai, day 12 on board MAPFRE, The boat next to the ketch ''Kat'' in a little bay close to Cape Horn to repair the main sail and the mast track, 30 March, 2018.

MAPFRE persigue a la flota hacia Malvinas

La flota se escapa rumbo a Malvinas, pero MAPFRE avanza decidido a recuperar el terreno perdido

El líder de la general provisional se reincorporó a la competición esta mañana tras completar un rápido y efectivo pit stop en las proximidades de Cabo de Hornos en el que reparó su vela dañada y el carro de mayor.

La reparación, que costó a MAPFRE suspender la navegación durante cerca de 13 horas, dejó al barco español a 260 millas de sus rivales, liderados por Team Brunel. El último reporte de posición muestra al barco holandés a 1.600 millas de la meta en Itajaí, Brasil.

MAPFRE ya había programado una posible parada técnica para reparar el carro de mayor, para lo que envió a tres miembros de su equipo de tierra a la zona de Cabo de Hornos. Pero fue la rotura de su vela mayor a pocas millas del cabo más famoso del recorrido la que les obligaba a realizar el pit stop.

“En cierto modo, hemos tenido suerte de que se rasgara tan cerca y de que podamos repararla con la ayuda de nuestro equipo de tierra”, explica el jefe de guardia Pablo Arrarte.

“Las reparaciones siempre llevan más tiempo del que quisieras”, confiesa el patrón Xabi Fernández. “No es tan fácil, porque la reparación de la mayor tiene que secar bien. Pero empezaremos a navegar rumbo a Brasil, no al cien por cien, pero trabajando tan duro como podamos para perder el menor tiempo posible”.

Mientras el equipo español se afanaba en poner a punto su montura, el resto de la flota sumaba millas hacia el este-nordeste, todavía en duras condiciones al sur de Malvinas.

“El Océano Sur parece no querer soltarnos”, escribe desde cabeza de la flota Bouwe Bekking. “El viento sopla en una dirección que no nos permite apuntar todavía al norte, estamos con un través cerrado en 28-35 nudos de viento, con agua muy fría”.

También es doloroso ver que perderemos terreno en cada reporte de posición, ya que los barcos por nuestra popa tiene mejor viento. ¡Hay un modelo meteorológico que indica que incluso MAPFRE podría ganar esta etapa! Pero esto es una regata a vela: no siempre divertida, nunca predecible, y eso es precisamente lo que la hace tan especial.

Jules Salter, navegante de Team AkzoNobel, coincide con el patrón holandés en que las condiciones no son ideales. “No son precisamente buenas para gente y barcos cansados. Pero podemos aprovechar estas condiciones para avanzar millas rápidamente hacia el nordeste mientras esperamos al frente de baja presión que nos persiguió entrando en Cabo de Hornos y pasando Patagonia, y tal vez nos alcance mientras pasamos Malvinas. Eso nos proporcionaría de nuevo condiciones de popa, probablemente con una mar complicada, pero al menos con subida de temperatura a cada milla que ganamos norte”.

Mientras la flota navega ya por el Atlántico con la mirada puesta en Brasil, Team Sun Hung Kai/Scallywag continúa avanzando hacia la costa de Chile tras la pérdida de su tripulante John Fisher.