Delta del Paraná: la sequía y la baja del río genera proliferación de incendios

Delta del Río Paraná

Existe una situación “crítica” debido a la sequía y a la bajante del río Paraná, que provocan incendios en el Delta.

Se viene una temporada de mucha sequía, que va a continuar, y hay una bajante histórica en el río Paraná. que hace  muy susceptible a que se produzcan incendios.

El Delta es muy grande y no reconoce límites provinciales, pero en la zona de Santa Fe y Entre Ríos es donde vienen produciéndose la mayor cantidad de incendios.

Se están  haciendo campañas de concientización, midiendo la calidad del aire en la zona de los incendios, relevamientos y se elevan las acciones correspondientes si hubo accionar intencional del hombre.

Las autoridades de las provincias detallaron la incorporación de nuevos dispositivos para prevenir los incendios, como  cámaras de seguridad de alta resolución en zona de puertos, embarcaciones, sistemas de seguimiento, mapas de acceso a humedales, cabinas de control e informes diarios.

El Delta del Paraná es un inmenso humedal y, como tal, además de albergar una rica diversidad biológica, es un ecosistema vulnerable que necesita protección.

El peligro concreto sobre el ambiente se configura porque, con estos incendios, se causa un riesgo de alteración significativa y permanente del ecosistema del Delta del Río Paraná.

El  plan Nativas Bonaerenses  prevé forestar el territorio con especies autóctonas, explicaron desde el gobierno: “Queremos generar 200.000 árboles anuales y dejar una capacidad instalada para generar 300.000 árboles. Hay un reservorio genético que queremos aprovechar para expandir en toda la Provincia, lo cual ayudará a mantener los ecosistemas funcionando”.

Dejá una respuesta