Estrellas de Mar, también dan “protección” al ser humano

0
42

Las Estrellas de mar se encuentran entre los más conocidos de los animales marinos. A pesar de su nombre, las estrellas de mar no es un pez, es un equinodermo, estrechamente relacionado con los erizos de mar.

Las estrellas marinas poseen una serie de características ampliamente conocidas, tales como su auto-regeneración, la alimentación de mejillones y una amplia diversidad de formas de cuerpo y métodos de alimentación. Tienen la piel calcificada, que los protege de la mayoría de los depredadores, y muchas usan colores llamativos que los camuflan o asustan a los posibles atacantes.

Las “estrellitas de mar”, tal y como se llaman comúnmente, son exclusivamente animales marinos, no hay de agua dulce y sólo unas pocas viven en aguas salobres. Las estrellas marinas son radialmente simétricas y suelen tener simetría pentaradial cuando son adultas. Sin embargo, varias especies con frecuencia tienen seis o más brazos. Varios grupos de asteroides tienen 10-15 brazos, mientras que algunas especies, como el Labidiaster annulatus Antártida pueden tener un máximo de 50.

¿Qué come la estrella de mar?

La mayoría de las estrellas tienen la notable capacidad de consumir presas fuera de sus cuerpos, tienen discos de succión que utilizan para mantener y forzar la apertura de las conchas de los moluscos. Una vez que se ha abierto una cáscara, las estrellas marinas extienden las membranas del estómago por la boca, los inserta en la abertura de la carcasa, y segrega jugos digestivos que descomponen el cuerpo del marisco en una forma que pueda ser absorbido por las membranas del estómago. Las estrellas marinas sin discos de succión tragan su presa entera, y expulsan las partes que no son digeribles.

Las espinas de una estrella de mar son muy afiladas, si se comen, pueden provocar al depredador muchos dolores; es por eso que muchos depredadores evitan las estrellas, sin embargo, algunos animales como los cangrejos rey, nutrias de mar y gaviotas comen estrellas de mar. De alguna manera, parece que son capaces de manejar las espinas de la estrella marina y sus placas óseas.

Características de las estrellas marinas

Este animal no tiene cabeza, y tampoco tiene cerebro. Sin embargo, no necesita un cerebro para sentir lo que está sucediendo a su alrededor, las células especiales en la piel, recopilan información sobre su entorno. Estas células envían señales a través de una red de nervios dentro del cuerpo; estas señales activan al animal a tomar algún tipo de acción, como dar vuelta o gatear.

La estrella de mar tiene un impacto positivo para los seres humanos; el exo-esqueleto contiene un material antiadherente con la capacidad de tratar las enfermedades humanas inflamatorias como la artritis y la fiebre del heno. El material antiadherente logra sus propiedades curativas, al repeler las bacterias y virus que causan enfermedades en los seres humanos. Un equipo de la Asociación Escocesa de Ciencias del Mar ha realizado un estudio de la sustancia viscosa que la recubre, encontrando que el material resbaladizo era mejor que el Teflón como antiadherente, evitando que los desechos que se le adhieran y manteniéndola limpia, ya que habita en el fondo del océano.

Tipos de estrellas de mar

Hay alrededor de 2.000 especies de estrella de mar que viven en todos los océanos del mundo, desde hábitats tropicales al lecho marino frío. Las variedades de cinco brazos son los más comunes, de ahí su nombre, pero existen especies con 10, 20 e incluso 40 brazos.

Reproducción de las estrellas marinas

Las estrellas marinas se puede reproducir tanto sexual como asexualmente y por lo tanto si la reproducción es sexual, las estrellas de mar sueltan los espermatozoides y los huevos directamente al mar por lo que la forma de fertilizar es totalmente externa.

Las estrellas de mar tienen separados los sexos pero también se han descubierto algunas especies hemafroditas. La mayor parte de las especies que son hemafroditas incuban sus huevos pero el resto de estrellas marinas no realizan ningún tipo de cuidado “materno”. Cuando los huevos están fértiles son normalmente grandes y algunas veces pueden alimentarse de otros huevos de estrellas.

Por otro lado, cuando existe una reproducción asexual es cuando aparece una nueva estrella de mar de los brazos arrancados.