Anthénea. Ecosuite flotante

Anthénea. La ecosuite flotante

Anthénea. La ecosuite flotante en forma de disco

Un diseñador francés creó  “la primera suite flotante y ecológica”.
Llamada Anthénea, la invención es una cápsula circular, con un espacio interno de aproximadamente 50 m², que tiene todo lo necesario para pasar unos días con toda la comodidad.

Según el arquitecto naval Jean-Michel Ducancelle, creador del proyecto, el diseño se inspiró en una cápsula flotante utilizada por James Bond en una escena de la película “007: el espía que me amaba”. El proyecto lleva 15 años en desarrollo.

En el exterior, Anthénea parece un platillo volador blanco, cubierto por una cúpula. En el interior hay una cama redonda con un diámetro de 2,2 metros, un “baño panorámico” y una sala de estar con barra. Grandes ventanales permiten una vista total del fondo marino. La parte superior de la cúpula se puede elevar, revelando un “salón” con un sofá de 12 asientos y una mesa central.

 

Cinco paneles solares montados en las paredes externas del domo son responsables de la producción de electricidad y agua caliente, y la forma garantiza la circulación forzada del aire, generando un “aire acondicionado” natural. Toda la automatización interna se controla a través de una aplicación.

Posee sistemas dedicados para almacenar , reutilización y aguas residuales. La cápsula solo consume y libera agua limpia.
La forma circular, basada en el principio de tensión superficial, hace que Anthénea sea “imposible de hundir”, y capaz de sobrevivir incluso a las tormentas.

Anthénea ya está a la venta y se puede personalizar la decoración interior al gusto del comprador, y también hay versiones configuradas como salas de reuniones (Anthénea Business) y espacios abiertos (Anthénea Open) para la celebración de eventos.