CABULLERÍA. Nudos por seno

0
203
CABULLERÍA Nudos por seno
CABULLERÍA Nudos por seno

CABULLERÍA
Nudos por seno

En el escueto inventario de nudos contemporáneos, descontadas las ligadas y embutidos, se pueden listar una docena, la mitad de ellos imprescindibles (llano, rizo, as de guía, simples -cotes-, vuelta mordida, ballestrinque y vuelta de rezón).

Muchos de estos nudos pueden terminarse por seno, asegurando el desazocado.

Un nudo terminado por seno permite deshacerlo con mucha más facilidad, por lo que el nudo original adquiere nuevas características. Y es esta misma característica positiva la que también actúa, en mucho menor grado, en su contra, pues puede conllevar algún riesgo de desazocado accidental.

Se pueden citar varios casos. El nudo llano terminado por seno pasa a denominarse rizo.

Es el nudo aconsejado para los matafiones de una vela encargados de aferrar el trapo sobrante tras la reducción de superficie vélica.

Al largar rizos este nudo se deshace sólo tirando del chicote del seno. Otro buen ejemplo es el ballestrinque terminado por seno.

El nudo simple pasado por seno se usa para pequeños esfuerzos, también se pasa a veces por seno la vuelta mordida, incluso el as de guía, facilitando el desazocado.