Auge de la industria náutica italiana en 2021

Auge de la industria náutica italiana,  en 2021 espera un crecimiento de las ventas del 23,8%

Los datos de la Oficina de Investigación de Confindustria Nautica muestran un crecimiento estimado en la facturación global de la industria náutica italiana de + 23,8% para el año calendario 2021


En
el Salón Náutico de Génova , con motivo de la cuarta edición de la conferencia ” Boating Economic Forecast “, Stefano Pagani Isnardi(Oficina de Estudios de la Confindustria Náutica), Marco Fortis (Fundación Edison-Universidad Católica) y Carlo Mescieri (presidente ASSILEA) presentaron el datos sobre la tendencia del año náutico que finalizó el 31 de agosto, de los que se desprenden resultados muy positivos para todo el sector.

La encuesta de datos, realizada por la Oficina de Investigación de Confindustria Nautica sobre la base de una muestra significativa de empresas, muestra de hecho una estimación de crecimiento en la facturación global de la industria náutica italiana de + 23,8% para el año natural 2021., con un rango de variación de ± 5% que determina un valor global de entre 5,5 y 6 mil millones de euros .

El crecimiento es muy superior al rebote post-bloqueo registrado por la industria italiana y diversos factores son determinantes, incluyendo el auge de la construcción naval exportaciones , que al 30 de junio 2021 alcanzó su valor máximo histórico de 2,8 mil millones de euros. Carteras de pedidos de los astilleros de superyates italianos , los cuales para muchos operadores cubrirá los próximos tres años, y el excelente desempeño de los sectores de accesorios náuticos y motores marinos .

Si los datos del cuarto trimestre de 2021 confirman el rango superior de estimaciones, la industria náutica italiana volvería a tocar los niveles máximos de facturación alcanzados en el bienio 2007/2008. En cuanto a los datos definitivos para el año natural 2020, que surgen de las elaboraciones publicadas en la nueva edición del informe La Náutica en Cifre LOG , se confirman las estimaciones previas de estabilidad sustancial del sector, ante las complejidades determinadas por la pandemia.

La facturación global de la industria náutica se situó en 4.660 millones de euros en 2020 , con un crecimiento del 1,36% para el sector productivo de la construcción naval , determinado por la reapertura anticipada de actividades industriales obtenida gracias a la comparativa entre Confindustria Náutica y el gobierno. Los componentes (accesorios marinos y motores marinos) en cambio marcaron en 2020 un descenso medio del 8,7% , impulsado principalmente por los efectos del cierre de las actividades productivas en los primeros meses de bloqueo, derivados de la interrupción de la cadena de suministro de suministros y de los cadenas logísticas.

También para 2020, hay que destacar dos indicadores muy positivos que revelan el fuerte desarrollo actual del sector: el aumento del 2,4% en el número de empleados , que superan los 24 mil, y el aumento del peso de la contribución al PIB por parte del industria náutica, pasando de 2,22% a 2,37%, lo que muestra un mejor desempeño que la economía nacional.

En su intervención, Carlo Mescieri ilustró la reducción del arrendamiento náutico estipulado para los grandes yates , que, en el periodo enero-julio de 2021, totalizaron 175 nuevos contratos por valor de 136 millones de euros ( -57,7% respecto al mismo periodo del año pasado). El corte medio de las operaciones se reduce a la mitad y se sitúa en 777 miles de euros. Se estima que la reducción, debida a la reforma del leasing deseada por la Comisión de la UE, provocará una pérdida de 40 millones en ingresos por IVA . El actual sistema de cálculo imponible en vigor favorece, por tanto, la elección de los armadores extranjeros de estipular contratos de arrendamiento náutico en Malta o en otros países no europeos, mientras que anteriormente optaban por Italia.

La presentación de los datos fue seguida por la mesa redonda “ En barco para reabrir fronteras. ¿Qué escenarios para la exportación de la industria náutica y para el turismo náutico entrante? Inaugurado por Maurizio Balducci , vicepresidente de Confindustria Nautica, y por Andrea Benveduti , consejero de desarrollo económico de la región de Liguria.

“Cuanto más miramos estos números – comentó Carlo Maria Ferro , presidente de la Agencia ICE – más mejoran. La fuerza de la navegación es la cadena de suministro y la capacidad de llevar a las grandes marcas al éxito a lo largo de la cadena de suministro. En el área de start-up hemos invitado a 10 start-ups especializadas en materiales sostenibles y producción de electricidad. Considerando estos datos tan extraordinarios, también lanzo una propuesta aquí. ¿Por qué no ofrecer incentivos a los exportadores dándoles la oportunidad de pagar menos impuestos? ”.

“Made in Italy – declaró Barbara Beltrame Giacomello , vicepresidenta de Internacionalización de Confindustria – es un activo central para el país. El potencial de los bienes de consumo ‘hermosos y bien hechos’ vale 135 mil millones . También hay un gran potencial por descubrir en países como China, Oriente Medio e India, donde en 2025 tendremos muchos nuevos ricos. El desafío del futuro será ir allí mismo ”.

“La industria naval y náutica italiana – añadió Mauro Alfonso , CEO de SIMEST – es uno de los picos de la excelencia del Made in Italy pero para asegurar un mayor desarrollo del sector en el nuevo escenario global es importante que empresas de todos los tamaños, sobre todo las muchas pymes especializadas en pequeñas producciones de excelencia, apuestan por la internacionalización e invierten en innovación y sostenibilidad ”.

“La industria náutica italiana – concluyó Marco Fortis – tenía una balanza comercial de casi 3 mil millones de dólares , un valor que es el doble que el de Holanda. Estamos consolidando a lo largo de 12 meses una cifra de exportaciones enorme frente al pasado y también frente a cualquier otro récord. Es un momento mágico para las exportaciones italianas pero también para el valor añadido de nuestra fabricación. En los primeros seis meses del año, entre los países del euro, Italia es el que tiene un mayor crecimiento no solo en términos de PIB, donde estamos más o menos a la par de Francia, sino sobre todo en manufactura, con un +11%. de crecimiento adquirido en los primeros seis meses del año ”.

“Seguro – concluyó Fortis – La Industria 4.0 ha influido, fortaleciendo el sistema. Esta dinámica que estamos presenciando no es, por tanto, una dinámica de rebote, sino el signo de un fortalecimiento estructural . Esto no solo significa que nos hemos vuelto más competitivos, sino que también tenemos menos deuda con países extranjeros. Hemos pasado de deudores extranjeros a acreedores extranjeros ”.

Dejá una respuesta