Alivio para el río Paraná. Brasil abrió represas.

Alivio para el río Paraná
Alivio para el río Paraná
Brasil liberó agua y el río Iguazú recuperó levemente su caudal. También pedirán a Paraguay que abra Itaipú. El problema no afecta solo la pesca, la navegación y el turismo, sino la generación de energía eléctrica en las represas de la Argentina.
El río Iguazú había recuperado parte de su caudal de agua: de los 0 m había pasado a los 5,5 m.
Ello fue gracias a que los funcionarios de la Cancillería de Argentina consiguieron ayer que Brasil liberara 350 metros cúbicos por segundo de agua en la represa hidroeléctrica Baixo Iguaçu, sobre el río Iguazú, que confluye con el Paraná en la Triple Frontera.
Además, el viernes solicitarán que Brasil y Paraguay abran las compuertas de Itaipú (la represa hidroeléctrica de su tipo más grande del mundo) para dejar pasar otros 1.500 metros cúbicos por segundo al río Paraná.