Adiós a Evinrude, la marca que inventó el motor fueraborda

0
Ole evinrude

Adiós a Evinrude, la marca que inventó el motor fueraborda

La empresa inversora canadiense Bombardier Recreational Products (BRP Inc.) abandona definitivamente el negocio de los fueraborda y anuncia que va a descontinuar la fabricación de la mítica marca Evinrude, fundada por Ole Evinrude en 1907.
A este emigrante noruego, llegado de joven a los Estados Unidos, se le atribuye el mérito de haber inventado el motor fueraborda.

El señor Evinrude ideó el concepto de diseño de un motor que gira un cigüeñal vertical, llevando la potencia a la hélice a través de un conjunto de engranajes biselados. Básicamente, las bases técnicas de su motor siguen hoy vigentes. El primer motor Evinrude, de 1.5 CV y monocilíndrico, se presentó en 1909 y fue un éxito instantáneo. Tras distintas vicisitudes empresariales, Evinrude se convirtió 20 años después en la matriz de Outboard Motor Corporation (OMC), coincidiendo en el tiempo con el desplome de la economía mundial en la Gran Depresión.
Ole Evinrude falleció en 1934, dejando la compañía a su hijo, que orquestó en 1936 la adquisición del principal competidor de OMC, la Johnson Motor Company, que desde entonces fabricó prácticamente los mismos modelos que Evinrude.
Todo siguió adelante hasta la crisis energética de principios de los 70, que puso en jaque el uso de la gasolina con fines recreativos, al tiempo que llegaban nuevos competidores de Japón a los mercados del fueraborda.
La guerra de precios entre OMC y las marcas japonesas Yamaha, Suzuki y Honda redujeron mucho los beneficios de la empresa norteamericana, obligando a una dura reorganización y a buscar nuevos productos y mercados. Los años 80 fueron más tranquilos y OMC incluso adquirió varios astilleros para asegurar su producción. En 1987, el grupo reportó ganancias récord y contaba con 14,000 empleados en todo el mundo trabajando en 34 plantas de Evinrude y Johnson, OMC Cobra y astilleros como Chris-Craft o Four Winns entre muchos otros con una menor distribución internacional.
Las restricciones del uso de motores de 2T fueron un duro lastre para Evinrude, que tardó mucho tiempo en encontrar un sistema fiable y efectivo para la alimentación por inyección de sus motores. En este panorama, OMC se declaró en bancarrota en 2000 y sus activos de motores fueraborda fueron adquiridos por la empresa inversora canadiense Bombardier Recreational Products (BRP), con un portafolio de productos diversificado entre las motos de agua, los quad y otros vehículos recreacionales.
BRP pronto dejó de lado la marca Johnson y perfeccionó mucho los sistemas de inyección de 2T centrados ahora en la marca Evinrude. Pero a pesar de toda su innovación tecnológica, las ventas de Evinrude fueron perdiendo cuota de mercado poco a poco frente a sus competidores de cuatro tiempos.
La crisis económica derivada de la pandemia de Covid-19 ha significado el estoque final a los 113 años de vida de esta histórica marca. Paradójicamente, el cierre de Evinrude se produce en un momento especialmente dulce en las ventas generales de motores fueraborda, que año tras año ganan potencia, fiabilidad y aplicaciones en barcos de creciente eslora. El cierre de la marca se produce además apenas un año despues de presentar su más reciente tecnología 2T, con una alta eficiencia tanto de potencia como en consumo y emisiones.
En paralelo con el cierre de Evinrude, BRP anuncia que ha llegado a un acuerdo con Mercury Marine.