ZYLMANN Vacaciones en un crucero mercante

Para aquellos amantes de la navegación profesional de larga distancia, como si fueran marineros, también existe un plan de vacaciones a su medida: navegar como invitado a bordo de un crucero mercante.
En Europa cada año entre 2.500 y 3.000 personas optan por este tipo turismo tan exclusivo como particular en su formato. Los invitados realizan las mismas rutas comerciales de las compañías navieras más y forman parten de la tripulación, aunque no tienen responsabilidad o tarea alguna a bordo.
Cubierta de una embarcación ofertada de un mercante.Cubierta de una embarcación ofertada de un mercante.
“Esta semana tenemos una cliente que va a realizar el viaje a Australia desde España. Emplearán en total 37 días”, destacan des la compañía Zylmann Spain que organiza este tipo de travesías desde hace 25 años.
El perfil del cliente que opta por este tipo de viajes suelen ser principalmente jubilados, debido principalmente a su disponibilidad de adaptarse a viajar tanto días seguidos. Aun así, cada día optan por estos medios de transporte vacacional gente de mediana edad. “Los camarotes son para una o dos personas. Normalmente es una persona o un pareja, no hay grupos como pueden ser los cruceros, y se integran en la rutina y actividad de de la embarcación”, destacan de la compañía de viajes.
Zona comedor de una de las embarcaciones ofertadas.Zona comedor de una de las embarcaciones ofertadas.
La estancia a bordo de este tipo de cruceros de mercancías suele costar una media de 95 euros diarios más tasas e incluye también de seguros de salud o de evacuación en caso de enfermedad. Es obligatoria tener toda la documentación en regla, tanto de pasaporte como de visados, y el plan de vacunas requerido en cada escala. Además, el equipaje está limitado a 150 kilos.
Camarote interior de un mercante.Camarote interior de un mercante.
“Tenemos acuerdos con las principales navieras europeas. Así podemos ofrecer barcos modernos, fiables y que cumplen la legislación vigente con todo tipo de destinos. Desde Valencia a Nueva York o a Cartagena de Indias. Desde Bilbao a Canarias o desde Barcelona a todo el Mediterráneo y Sudamérica”, añade