Yamalube contra la corrosión

Yamalube contra la corrosión

Yamalube contra la corrosión

El control de la corrosión en tu motor fueraborda depende especialmente de ti mismo, y llevar un mantenimiento general y preventivo nos puede evitar disgustos futuros.

 

Independientemente de dónde amarras tu embarcación, los ataques de la corrosión tanto en el interior como el exterior de tu motor fuera borda suelen sucederse todos los días. A veces se ve a simple vista y otras no, pero es realmente sencillo que el daño comience a producirse. Incluso los barcos que navegan en agua dulce tienen que seguir una serie de pautas para mitigar la corrosión del motor. De modo que es vital ser diligente en la defensa contra la corrosión.

Yamaha cuenta con una gama de productos adecuados para prevenir algunas formas de corrosión, como la familia Yamalube, desarrollada para crear el lubricante perfecto para los motores marinos Yamaha y motos acuáticas. Están elaborados sobre una combinación de aceites base, aditivos y solventes seleccionados y mezclados para trabajar a la perfección para todos los productos marinos. Yamalube se ha formulado para minimizar la suciedad de las bujías, aros y pre-encendido; asimismo permite trabajar en las condiciones más extremas, como el motor 5.3 litros, 32 válvulas, Yamaha V8 fueraborda F350.

panorama náutico

Las propiedades anticorrosión aseguran la máxima protección de los componentes internos del motor y del entorno marino

¿Dónde hay que concentrar la lucha contra la corrosión?

La corrosión puede darse prácticamente en cualquier lugar de tu motor fueraborda: dentro, en el sistema de combustible o en los conductos internos de agua de enfriamiento; y en el exterior, en diversas conexiones eléctricas y componentes metálicos expuestos.

¿Qué es “la corrosión seca”? ¿Cuál es su causa y qué puedo hacer al respecto?

La corrosión seca ocurre en áreas que no están en contacto directo con los sistemas de escape de agua. El exterior de la mayoría de los componentes del sistema de escape es enfriado por agua para evitar el sobrecalentamiento. Cuando se quema el combustible, se generan sales de sulfato. Estas sales son altamente corrosivas, especialmente cuando se exponen a temperaturas muy altas. Es por eso que lavar tu motor con agua fresca y limpia durante 15 minutos después de cada salida es una parte vital de la prevención de la corrosión. Luego disponte a secarlo.

Esta acción ayuda a que el sistema de refrigeración funcione con la máxima eficiencia, manteniendo los conductos de agua de refrigeración limpios, lo que ayuda a minimizar el calor en el interior del motor, por lo que es menos susceptible a la corrosión seca.

¿Por qué es  tan importante lavar el motor fueraborda tras usarlo?

panorama náutico

Toda el agua, dulce o salada, contiene contaminantes que eventualmente se acumulan en los conductos de refrigeración a través del tiempo. Además, el agua salada es, naturalmente, corrosiva y cualquier remanente en aquellos pasajes de agua de refrigeración después de su uso puede aumentar la corrosión. El agua salada también puede experimentar la cristalización cuando se expone a temperaturas superiores a 170 grados, lo que provoca depósitos que restringen pasos de agua de refrigeración. Por estas razones, es imprescindible que se enjuague tu motor a fondo con agua fresca y limpia después de cada uso.

Más información en Yamaha