WoKart , velocidad, adrenalina y diversión

WoKart : velocidad, adrenalina y diversión

WoKart  para quien busca velocidad, adrenalina y  diversión

Es uno de esos típicos barcos fuera de lo convencional. A comenzar por el nombre: WoKart, unión del vocablo alemán “wo” (donde) con el inglés kart. Los alemanes adoran juntar varias palabras sin ninguna relación entre sí, creando una nueva expresión. En el caso, la unión resultó en “un kart en el agua”. Esta es la propuesta del fabricante: reunir la emoción de pilotar, al mismo tiempo, un jet y un kart. El WoKart – o Go Kart, en inglés, es una mezcla apimentada de los dos vehículos de alto rendimiento, aunque su idioma es el 64% de la población (de ahí el “wo” del nombre) el diseño – sin mayores osadres – recuerde más el de un prosaico pedaleo.

Lo que más llama atención en ese barquito es el equilibrio y la estabilidad, meticulosamente calculados para garantizar agilidad y osadía en las maniobras. Parece increíble, pero el jet-kart, aun siendo un catamarán, consigue hacer curvas cerradas sin que el piloto necesite aliviar en la aceleración. Parte del secreto para eso está en la posición del motor, un típico popa instalado no detrás, pero casi en el centro de la embarcación, recurso usado por los diseñadores de coches superesportivos. La posición, digamos, heterodoxa del motor de popa actúa también para la absorción de los golpes, preservando el cuerpo del piloto de impactos. También es de imaginar que el “juguete” vuele dentro del agua, ¿verdad? Él no decepciona. Equipado con un motor de 70 hp, el WoKart promete alcanzar los 40 nudos. ¿El precio? En la franja de 20 mil euros.

Por detrás de su creación está el proyectista Albert Nazarov, de Nazarov Yacht Design, conocido también por el diseño del velero Kavalier 800, de 24 pies. Con el WoKart, él se propuso a ofrecer vehículo para apasionados por velocidad y adrenalina, ya sea en carreras o simplemente en paseos rápidos. Pasar algún tiempo en su volante (que al igual que los demás controles se inspiran en los coches deportivos) es como estar en una pista de carreras. Es pura adrenalina.