Waterlily, amarre respetuoso con el medio ambiente

Waterlily, amarre respetuoso con el medio ambiente

Waterlily,  amarre respetuoso con el medio ambiente

Dieciséis barcos, de 6 a 12 metros, pueden estar amarrados al mismo tiempo a esta plataforma.

La sociedad Acri-In, con base en Sophia-Antipolis, Francia, ha desarrollado un prototipo de amarre respetuoso con el medio ambiente, nunca antes visto en Francia. El prototipo, que ha sido bautizado como “Waterlily” por su parecido con la flor de nenúfar, fue instalado por primera vez este fin de semana en Grimaud (Francia). Recién terminada la Giraglia Rolex Club, Lionel Péan, padrino del proyecto, utilizará el amarre Waterlily para su SFS VOR70.

Experimentación e innovación.

Según las leyes francesas sobre protección de la naturaleza de 1976 y la ley “litoral” de 1986, las costas y los fondos marinos son clave en la defensa de las especies protegidas, sobre todo cuando los pantalanes ya no tienen la capacidad suficiente para acoger a todos los barcos en los puertos del mediterráneo, en particular en el Golfo de Saint-Tropez, en Francia. Para remediar esta situación, el estado propone a las comunidades litorales la instalación de zonas de amarre fijas. ACRI-IN aporta una respuesta innovadora a esta problemática: el prototipo Waterlily, una forma ingeniosa de amarre temporal, que estará hasta septiembre en fase de experimentación en la costa francesa de Grimaud.

Estreno en Francia.

El prototipo ha sido instalado a unos 400 metros de distancia de los Campings de la Mer en Grimaud, en Francia. Esta es la última fase de experimentación que permitirá observar todas las condiciones de viento y el oleaje. Un total de dieciséis barcos, de 6 a 12 metros, pueden estar amarrados al mismo tiempo a esta plataforma, ocupando así un 40% menos de espacio que una zona de amarre fija y pudiendo contar con una única zona de amarre en lugar de 16 diferentes como es habitual.

El prototipo Waterlily es un proyecto patentado, respetuoso con el medio ambiente, que fue certificado por el Pole de Compétitivité Mer PACA, una organización que promueve un desarrollo sostenible del mundo marino en el Mediterráneo. Para poder llevar a cabo todos las pruebas necesarios del prototipo, ACRI-IN puso en marcha un acuerdo de patrocinio con la región de Grimaud para mantener la vigilancia meteorológica y la supervisión marítima y terrestre.

Esta supervisión de la zona será realizada por el Observatorio Marítimo de la Comunidad de los municipios del Golfo de Saint-Tropez. ACRI-IN ha instalado también los instrumentos necesarios en el corazón de la plataforma para poder recolectar datos sobre el oleaje y el comportamiento de la estructura. La rapidez y la dirección del viento también serán registrados en la capitanía del puerto de Grimaud.

Luego se desmontará la estructura y se recogerá la información de la temporada de verano, que se utilizará para la redacción de un informe destinado a los servicios estatales franceses. El prototipo podrá pasar entonces a la fase de industrialización, dando respuesta a los problemas de los sistemas de amarre poco respetuosos con el medio ambiente que suponen una ruina para las especies marinas protegidas. En efecto, los navegantes que echan el ancla cerca de los puertos y las costas provocan daños considerables en los fondos marinos ya que el ancla y la cadena arañan el fondo marino y destruyen la flora y fauna.

Lionel Péan, padrino de Waterlily.

El SFS VOR70 amarró en el Waterlily con Lionel Péan, padrino del proyecto, a bordo. “Quería ofrecer mi apoyo a esta magnífica iniciativa ya que este procedimiento permitirá preservar los fondos marinos que son destrozados constantemente por los amarre salvajes y además porque creo que es una estructura que tiene un gran potencial de desarrollo”, explicó el patrón Lionel Péan.