Volvo Ocean Race. Los líderes aguantan el ataque del MAPFRE

Volvo Ocean Race. Los líderes aguantan el ataque del MAPFRE

Dongfeng y AkzoNobel resisten en cabeza en el acercamiento a las Islas Salomón

Los líderes de la Etapa 4 aguantan el ataque del MAPFRE a solo 200 millas de las Islas Salomón, donde el viento bajará drásticamente

La batalla por el liderato en la cuarta etapa de la Volvo Ocean Race sigue ofreciendo una exhibición de aguante por parte de los barcos de cabeza, con el Dongfeng Race Team y el team AkzoNobel resistiendo pese a la remontada del MAPFRE en las últimas horas.

En el último parte de posiciones, el viento todavía estaba en torno a los 15 nudos para la mayoría de la flota, que sigue volando hacia el norte en un largo bordo a estribor. Pero este domingo a estas mismas horas, se espera que el viento baje a menos de 10 nudos.

Esa podría ser una buena noticia para los barcos que marchan en cola del pelotón, que pueden ganar muchas millas cuando los líderes se metan primero en una zona de poco viento al aproximarse a las islas Salomon.

Simeon Tienpont, el patrón del equipo AkzoNobel, ha estado presionando a muerte a los líderes del Dongfeng Race Team en las últimas 24 horas, acercándose a solo una milla del líder.

“Estamos trabajando muy duro y hemos pasado de una carrera técnica a una carrera de resistencia. Estamos satisfechos y todos estamos poniendo el corazón y trabajando duro y cuidándonos unos a otros. Es una etapa larga, así que debemos mantenernos frescos en estas condiciones cálidas”.

Dongfeng continúa liderando, con el team AkzoNobel y MAPFRE en plena persecución del barco franco-chino. La división este-oeste en la flota se está reduciendo, ya que los equipos intentan reducir el riesgo al acercarse a la zona de poco viento.

Desde el MAPFRE sus tripulantes están viviendo con bastante calma la situación, tal y como destaca Sophie Ciszek. “Estamos claramente en tercera posición. Tenemos a AkzoNobel y Dongfeng justo en la proa. Es emocionante el que hayamos logrado salir de la situación, estar de vuelta en el grupo de cabeza y tenerlos en el horizonte.

Creo que todos estamos muy contentos de estar de nuevo al frente de la flota. Creo que es tan intenso como cuando estábamos atrás. Y es que obviamente estar detrás también lo es, tratar de atraparlos dando tanto como podemos, así que estamos haciendo todo lo posible: cambiar velas y vigilamos de cerca los barcos y la dirección del viento”.

Por su parte, Blair Tuke describía la previsión para las próximas horas. “Quizás esta noche tengamos un par de nubes como la última noche y ahí tendremos que estar muy atentos, intentando adaptarnos rápidamente porque en esa situación las ganancias y pérdidas son un poco más grandes, así que hoy se trata de sacar hasta la última gota de velocidad del barco, seguimos aprendiendo todo el tiempo y por el momento vamos bien, manteniendo el contacto con los que están al frente”.