Volvo Ocean Race, en los límites del hielo

Volvo Ocean Race, en los límites del hielo

Volvo Ocean Race

Bordeando los límites del hielo

La flota de la Volvo Ocean Race continúa su avance implacable hacia el este buscando Cabo de Hornos, disfrutando de un pletórico Océano Sur.

Los barcos han estado bordeando el límite del campo de regatas establecido por la organización para evitar los hielos del sur y compitiendo con vientos fuertes pero manejables en el rango de 20-25 nudos que les están permitido hacer 500 millas diarias.

Pero la situación va a cambiar.

Navegando al sur de un sistema de alta presión, la flota ha disfrutado de un sol radiante y temperaturas relativamente cálidas hasta ahora.

Sin embargo, el pronóstico es que un frente frío haga retroceder el viento hacia el oeste-suroeste, bajando la temperatura significativamente. El pronóstico dice que el viento aumentará a 35-40 nudos, o incluso más, durante varios días, y el estado del mar que lo acompaña hará muy complicadas las maniobras.

“Hasta ahora ha sido difícil, pero hemos ido rápido”, señala Rob Greenhalgh desde el MAPFRE. “Hemos tenido 20-25 nudos, que es algo perfecto. Pero en aproximadamente 24 horas, estamos esperando un aumento desde el oeste a cerca de 35 nudos …”.

© Ugo Fonolla/Volvo Ocean Race
“Habrá condiciones duras durante tres o cuatro días, 35-45 nudos, tal vez más”, dijo el patrón del Dongfeng, Charles Caudrelier. “También un mar enorme, con olas de 10 metros”.

Los navegantes sopesarán sus opciones: pueden continuar rebotando a lo largo del límite de la Zona de Exclusión de Hielo, o llegar más al norte, lo que los sacaría de las condiciones más duras. Es un equilibrio delicado entre velocidad y seguridad dada la dureza del parte meteorológico.

El patrón del equipo AkzoNobel, Chris Nicholson, un veterano de la regata, es muy consciente de lo que viene: “Simplemente entrando en este viento nos aguarda mucho sufrimiento… Nuestro objetivo aquí en AkzoNobel es cruzar de forma segura y con el barco de una sola pieza. Es una gran pregunta. Estar una semana con 30-40 nudos en el Océano Sur supone un esfuerzo enorme”.

Nicholson y su equipo mantenían una estrecha ventaja en el parte de posiciones de las 1300 UTC del jueves, un par de millas por delante del MAPFRE. De hecho, la distancia entre el primero y el quinto (Team Brunel) es de menos de 10 millas, lo que demuestra la igualdad en la flota.

Incluso el séptimo clasificado, el SHK / Scallywag, situado a unas 60 millas detrás del líder, tiene esperanzas de remontar según el routing.

“Tenemos que mantener el barco en buen estado”, dice la navegante Libby Greenhalgh. “Va a ser un tema de supervivencia para todos”.

Lo que tenemos asegurado es un fin de semana apasionante para todos los seguidores de la Volvo Ocean Race.