Vendee Globe El océano los pone a prueba

Kojiro Shiraishi abandona.

A punto de cumplirse un mes desde que la Vendée Globe comenzase en Les Sables d’Olonne (Francia), el pasado 6 de noviembre, la flota de 24 barcos se extiende en unas 4.000 millas. Mientras los líderes Armel Le Cléac’h y el británico Alex Thomson – separados por 104 millas esta mañana – se acercan a la longitud del Cabo Leeuwin, a 220 millas en la esquina suroeste de Australia, un grupo de nueve patrones se acercan o acaban de pasar la línea del Cabo de Buena Esperanza. Los océanos meridionales están cobrando su peaje.

El sueño de la Vendée Globe del popular patrón japonés Kojiro Shiraishi ha terminado por esta edición. Después de que el tercio superior del mástil de su Spirit of Yukoh se rompiese alrededor de las 03:30 hora española, rompiendo justo por encima de las segundas crucetas, Shiraishi tomó la dura decisión de abandonar. Es el quinto patrón de los 29 solitarios que salieron de Les Sables d’Olonne que tiene que retirarse por causa de daños.

Rotura del mástil del Spirit of Yukoh ©  Kojiro Shiraishi/Spirit of Yukoh/Vendée Globe

Rotura del mástil del Spirit of Yukoh © Kojiro Shiraishi/Spirit of Yukoh/Vendée Globe

Irónicamente Shiraishi parecía haber resistido el peor tiempo. Ayer sábado había informado que había pasado de forma segura en vientos de 40-50 nudos, con olas de seis metros. Pero cuando la parte superior del mástil rompió, informó que el viento había bajado a 20 nudos. Estaba dentro del barco y oyó un fuerte golpe seco. Se dirige a Ciudad del Cabo, que estaba a unas 305 millas cuando ocurrió la rotura. El primer patrón asiático en participar en la Vendée Globe, compitiendo en memoria de su difunto amigo y mentor Yukoh Tada, recibió un gran número de mensajes de solidaridad de sus compañeros. “Tu espíritu y el el espíritu de Yukoh continuarán conmigo. Mis pensamientos están contigo. Mantén el espíritu alto”, escribía el patrón húngaro Nandor Fa del Spirit of Hungary. Estaba a sólo 17 millas de Spirit of Yukoh y había estado navegando cerca de Shiraishi. Los dos patrones son amigos desde hace tiempo después de conocerse en la Around Alone Race 1994/1995, y Fa conocía a Yukoh de competir en la regata anterior.

Pero los daños causados por los fuertes vientos y los mares generados por tres sistemas de bajas presiones diferentes han sido un tema recurrente en este quinto domingo de regata. Una avería un el carro del palo de la mayor ha afectado a Jérémie Beyou y su Maître CoQ (7º) y también a Arnaud Boissières, a bordo de La Mie Câline, 2.200 millas más atrás en el puesto 14º de la flota. Beyou había navegado hacia el noreste sin la mayor hacia las aguas más abrigadas de la isla de Ámsterdam y había reducido su velocidad a tres nudos a última hora de la tarde.

Fa, décimosegundo patrón en pasar la longitud del Cabo de Buena Esperanza a las 13:19 hora española, confirmó que tuvo que cortar su gennaker favorito después de que se rompiera por la mitad debido a una fuerte racha de viento.

Restos del incendio a bordo del Foresight Natural Energy © Conrad Colman/Foresight Natural Energy/Vendée Globe

Restos del incendio a bordo del Foresight Natural Energy © Conrad Colman/Foresight Natural Energy/Vendée Globe

Su co-patrón en la Barcelona World Race, Conrad Colman (Foresight Natural Energy), también ha sufrido un sobresalto. “Un cortocircuito destruyó uno de los controladores de carga solar y dañó los cables eléctricos próximos a él. La electrónica se paro y por lo tanto también el piloto automático. Perdí el control del barco ya que no iba al timón. Cuando salí el barco estaba escorado y el gennaker en el agua. Me llevó mucho tiempo recuperar el control del barco e intentar salvar la vela”.

Thomas Ruyant (9º), debutante en la Vendée Globe, informó que había bajado al infierno reemplazando los sables rotos de su vela mayor y sonaba desesperadamente cansado cuando hoy hablaba en la conexión en directo Vendée Globe LIVE. Por su parte, desde que entró en el Océano Índico por primera vez, Louis Burton no ha estado exento de problemas a bordo del Bureau Vallée. “Desde Cabo de Buena Esperanza, he tenido una serie de problemas”, informó Burton. “Tuve un problema con el piloto automático. No sé por qué pero volqué tres veces. Así que, como resultado, estoy muy cansado. No sé si es un problema con el compás o la veleta, que está en la parte superior del palo”.

Incluso Alex Thomson no puede creer el ritmo con el que se está desarrollando la regata al frente de la flota. El patrón del Hugo Boss dice que está intentando tanto como sea posible hacer su propia regata y no preocuparse por los períodos de relativas fuerza y debilidad en comparación con el líder Le Cléac’h. En el Vendée Globe LIVE de ayer Thomson comentaba: “Es increíble que en unos cinco días estemos a mitad de camino. Parece increíble. Ha sido increíblemente rápido. Estoy contento por ello. Estoy muy cansado. El viento ha sido muy racheado, además de mucho. Hay mucha humedad dentro del barco y no son unas grandes condiciones de vida que digamos. Aparte de eso, estoy bien alimentado. Pero estoy deseando que llegue el siguiente frente, que traerá viento del norte, una agradable brisa más estable y caliente con la que podré descansar”.

Anna Corbella, en el Centro de Operaciones de París.

Anna Corbella © Gilles Martin-Raget

Anna Corbella © Gilles Martin-Raget

La navegante española Anna Corbella ha sido hoy una de las invitadas en el Vendée Globe LIVE. Corbella, que acumula dos vueltas al mundo a sus espaldas, intentó estar en la salida de esta edición de la Vendée Globe pero desafortunadamente no consiguió reunir el presupuesto necesario. En sus planes está participar en la Mini Transat 2017 y a continuación luchar por estar en la próxima edición de la Vendée Globe, que se celebrará en 2020.

Durante el directo, Corbella ha intercambiado unas palabras con el patrón español Dídac Costa, en 24ª posición a unas 80 millas de su inmediato antecesor, Sebastien Destremau, y navegando casi dos nudos más rápido que él. “Te está siguiendo mucha, mucha gente, también la flota de los Minis [Dídac Costa hizo la Mini Transat 2011]. Cuando estés cansado piensa en toda esa gente. Cuídate mucho y cuida también el barco”, decía la catalana.

Al habla con los barcos.

Didac Costa (One Planet One Ocean):El domingo ha empezado con un susto. El viento había vuelto de madrugada y volvía a progresar en buen rumbo a prácticamente 10 nudos. Estaba en la mesa de cartas y de pronto he oído un golpe seco. Al salir rápidamente a bañera he visto alejarse en la estela del barco lo que parecía una estructura de plástico bastante grande. Han quedado restos de cabos sujetos en un timón y en el hidrogenerador. He inspeccionado la quilla y no tiene daños y el casco, aunque no es fácil de ver, parece que tampoco tiene nada grave.

© Didac Costa/Vendée Globe

© Didac Costa/Vendée Globe

Estos últimos días han sido algo frustrantes en cuanto a viento. He llegado a estar casi parado, con un mar de fondo impresionante del SW que da la medida de la fuerza de las borrascas un poco más al sur. A ver si pronto puedo empezar a surfear las olas. Ahora vuelve a alcanzarnos la cola de otro frente y el viento irá rolando progresivamente de NW a SW. Habrá que trasluchar en el buen momento y luego posicionarse para la llegada en 2-3 días del primer frente serio.
Empieza a refrescar, sobretodo por las noches. Me preparo y preparo el barco para las condiciones que nos esperan las próximas semanas.

La moral sigue alta, con ganas ya de ver el primer albatros. Sólo echo en falta poder ver las imágenes de Alex y Armel navegando al límite. Me dicen que son realmente impresionantes. Su duelo navegando prácticamente a vista, como el mismo Armel y François en 2012, es espectacular. Seguro que hay mucha gente enganchada y eso es bueno para nuestro deporte.

Empieza a refrescar, sobre todo por las noches. Me preparo y preparo el barco para las condiciones que nos esperan las próximas semanas.
La moral sigue alta”.

Alex Thomson (GBR) Hugo Boss: “Ha sido una noche difícil, muy ventosa, no muy buena para ir rápido debido a las condiciones del mar. Así que tuve que frenar un poco, tratar de mantener la calma y concentrarme en no romper nada. Es increíble que en cinco días estemos en la mitad del recorrido. En mi primera Vendée Globe, después de 30 días, estaba al sur de África. Esta vez, después de treinta días, podría ser el sur de Nueva Zelanda. Es increíble”.

Enda O’Coineen (Kilcullen Voyager Team Ireland): “Me siento especialmente triste al saber de la retirada de Kojiro y siento también una profunda inquietud desde el punto de vista personal. Nos presentaron hace ocho años en un pub irlandés en Tokio y construimos una amistad. Mantuvimos el contacto y nuestra amistad se hizo más fuerte en nuestro camino hacia esta Vendée Globe. Tal es la naturaleza de este extraño y maravilloso evento que abarca todos los aspectos de la humanidad, que nunca sabemos qué va a suceder a continuación, ya que los patrones viven al límite 24 horas al día”.