Under

Under, el primer restaurante submarino de Europa

Under, el primer restaurante submarino de Europa

Noruega, a manos del estudio de arquitectura Snøhetta, inaugurará el primer restaurante submarino de Europa. Un proyecto que pretende acercar al público al ecosistema marino local y a la cocina nórdica, siendo a la vez respetuoso con el medio ambiente. Sin duda, un proyecto ambicioso.

Por NAutical News Today

Noruega se pondrá a la cabeza de la vanguardia arquitectónica europea con la inauguración del primer restaurante submarino de Europa.

El estudio de arquitectura noruego Snøhetta se ha propuesto unir en uno el sueño de los amantes del mar y de la comida, para ello diseñará Under, el primer restaurante submarino en territorio europeo.

El complejo, de 600 metros cuadrados, se situará en la costa más meridional de este país vikingo y contará además con un centro de investigación para la vida marina. El pueblo de Båly, situado en la región de Lindesnes será el hogar de este atrevido proyecto que se espera que abra sus puertas a comienzos del próximo año 2019.

 

El diseño de este restaurante submarino se asemejará a un barco semi hundido, estando el espacio dedicado al restaurante en la parte sumergida, la cual se pretende que esté a 5 metros de profundidad aproximadamente.

A los mandos de los fogones de la cocina del Under estará el chef danés Nicolai Ellitsgaard, quien comentó que el proyecto nació con la idea de dar a conocer el ecosistema marino local a través de la experiencia culinaria. Para ello, pretende crear platos creativos dentro del marco de la cocina local nórdica y usando ingredientes de la zona.

El restaurante submarino Under tendrá tres pisos o niveles. El primero será la entrada al restaurante y bajo este nivel será donde se ubicará una barra para cócteles y champán, que se situará en la interfase agua-aire. El restaurante se situará en el piso inferior, donde una enorme ventanal acríclico de 11×4 metros hará que los aproximadamente 100 comensales disfruten de una experiencia inolvidable.

Los pesados muros de hormigón serán de un metro de espesor para resistir los fuertes temporales de esa zona y tendrán un acabado rugoso para facilitar que se adhieran organismos marinos minimizando así el impacto medioambiental y creando un arrecife artificial.

Las paredes de la parte del restaurante submarino que no estén en contacto con el agua, se cubrirán con madera de la zona. La madera usada no recibirá ningún tratamiento para que con el paso del tiempo se torne de un color grisáceo similar a las rocas de al rededor.

Sin duda, este restaurante submarino no tardará en convertirse en un referente tanto arquitectónico como culinario y en una visita obligatoria para todos aquellos turistas que visiten el país nórdico.