Trofeo Jules Verne. IDEC SPORT se aproxima al Ecuador

El IDEC SPORT ha estado negociando los Doldrums desde anoche. A pesar de los pronósticos de no ser muy activos y ser una franja bastante estrecha a 25ºW, los Doldrums han cumplido con su reputación. Aún así, el maxi-trimarán IDEC SPORT no se ha encontrado con las horribles variaciones del viento y las repentinas tormentas eléctricas que les llevaron a abortar el intento el mes pasado. A pesar de verse ralentizados, hoy por la tarde ya están 125 millas por delante del rival virtual.

La tripulación se centra en lo que tienen por el horizonte, donde Francis y sus muchachos esperan poder captar una buena brisa del sureste anunciadora de los vientos alisios del hemisferio sur. Al comienzo de este sexto día de regata, el IDEC SPORT está a sólo 70 millas del Ecuador, punto que pueden cruzar en menos tiempo que el titular del récord del Trofeo Jules Verne, el Banque Populaire V, que cruzó esta línea imaginaria en el 2012 después de 5 días y 16 horas de navegación.

“Estamos impacientes por llegar al otro lado”. Bien acostumbrado a cruzar de un hemisferio a otro, el navegante suizo Bernard Stamm, observa cuidadosamente cómo evolucionan las masas de nubes en la pantalla del ordenador con los cumulonimbos del sur anunciando los vientos alisios. “Es difícil llegar a enfrentarse a esta zona con garantías, ya que cambia tan rápidamente que ni los análisis meteorológicos más precisos son suficientes”, explicó Bernard. “No nos movimos tanto como en noviembre”, confirmó Francis Joyon, “pero tuvimos algunas fuertes lluvias. Desde entonces nos hemos movido a baja velocidad, haciendo sur con un viento del NW. Los alisios del sureste no sólo están bien establecidos, sino que parecen moverse hacia nosotros, lo cual es en sí mismo una excelente noticia”.

150 millas al este de la ruta tomada en este punto por el Banque Populaire V en su viaje récord, el IDEC SPORT puede sentirse optimista sobre lo que está por venir a medio plazo. “Es cierto que cuanto más al este estamos, más corta es la ruta”, explicó Francis, “con un ángulo interesante para que el viento llegue lentamente mientras descendemos hacia el sur”. Navegar en rumbos muy cerrados una vez fuera de los Doldrums no preocupa a los navegantes del IDEC SPORT. “El barco navega bien en cada rumbo. Navegar en ceñida sólo significa ir más incómodo cuando golpeas las olas”, destacó Bernard Stamm.

¿Habrá una ceremonia para honrar a Neptuno cuando crucen el Ecuador esta noche? No estamos seguros de ello. La tripulación está tan entusiasmada por ponerse en marcha en el Atlántico Sur que pueden decantarse por el rendimiento del barco antes que por llevar a cabo cualquier tradición marítima.