Todo sobre el Cabo de Hornos

Todo sobre el Cabo de Hornos

Todo sobre el Cabo de Hornos

Suhistoria y sus naufragios,  conmemorativa de sus 400 años.

El Cabo de Hornos se encuentra en el extremo sur de Sudamérica, en la Isla Horn.

El Cabo de Hornos es una de las zonas del planeta con una navegabilidad más complicada, de ahí la atracción de los marinos a cruzar sus aguas y vivir para contarlo.

Situación del Cabo de Hornos

La Isla de Horn o Isla del Cabo de Hornos, es una de las Islas que forman parte del archipiélago de Tierra del Fuego.

Entre todos los accidentes geográficos notables de las costas de los cinco continentes, no existe para el navegante ninguno más temible e impresionante que el Cabo de Hornos.

Esta zona está considerada dentro de los 482 sitios privilegiados del mundo que están declarados como lugar de “Reserva Mundial de la Biósfera”.

Los vientos huracanados y las fuertes corrientes producen allí olas de tal tamaño que cualquiera nave, por recia que sea su construcción y arboladura, adquiere las proporciones de una cáscara de nuez en una tormenta, dificultando la navegación hasta el punto de transformarla con frecuencia en una pesadilla.

Descubrimiento del Cabo de Hornos

Los navegantes holandeses Jakob Le Maire y Willem Schouten fueron los primeros en navegar a través del Cabo de Hornos, en 1616 y Schouten nombró a este un promontorio casi vertical de 425 metros de altura como “Cabo de Hoorn” para hacer honor a Hoorn, la ciudad de Holanda donde nació.

Su complicado paso ha hecho que sea denominado el “Monte Everest” de la navegación, ya que pocos son los que se atreven a cruzarlo.

Época dorada del Cabo de Hornos

El descubrimiento de oro en Sutter’s Mill, California en 1848, estimuló el uso del cabo como un pasaje desde el Atlántico a la costa del Pacífico.

Debido a los rigores del Cabo de Hornos en viajes de costa a costa, los constructores navales estadounidenses fueron obligados a producir barcos rápidos e inmensamente fuertes.

A principios del siglo XX, los rigores del paso del Cuerno, el crecimiento del comercio intercontinental, el mayor desarrollo de la Marina de los Estados Unidos hicieron que los esfuerzos se centraran en otro paso, la construcción del Canal de Panamá, el cual abrió sus puertas en 1914.

Desde entonces, la importancia de la ruta alrededor del Cabo de Hornos, utilizada anteriormente por los buques de carga, disminuyó rápidamente.

¿Qué son los Caphorniers?

La Asociación Internacional de Caphorniers es una asociación de marinos que han atravesado el Cabo de Hornos.

En 1937, en Saint Malo, Francia, se fundó una organización que agrupaba a los capitanes de veleros que cruzaron el cabo de Hornos. Posteriormente, esa institución pasó a denominarse “Amicale”, cuyos integrantes se reunían para confraternizar y también rememorar sus experiencias marineras.

 

En el año 1987,  se fundó una organización muy similar a la “Amicale”, estableciéndose como requisito necesario para ingresar a esta novel institución, el haber cruzado el meridiano del cabo de Hornos al mando de una nave de cualquier tipo.

 

Naufragios importantes en el Cabo de Hornos

Las pésimas condiciones climáticas imperantes en el lugar debido a los fuertes vientos que a veces alcanzan velocidades de 150 kilómetros por hora y que cambian de dirección en poco espacio de tiempo, además de las fuertes lluvias, nieve, granizos, siempre acompañados por la furia del mar, generando grandes olas montañosas han hecho que se produzcan la pérdida de miles de vidas humanas y centenares de naufragios, con pérdida de las naves que se atrevieron a navegar por esa zona austral, alcanzando, según cálculos históricos, a 800 naves desaparecidas, con toda su tripulación, de aproximadamente 10.000 marinos.

Un trágico balance, no igualado en ninguna otra parte del mundo, en lo que a siniestros marítimos se refiere; es por eso que a la zona también se le denomina como el “cementerio marítimo” más grande que existe en el orbe.

El cabo es el punto geográfico más austral del continente americano, en donde se puede observar en sus paisajes naturales la increíble historia de los cambios geológicos y otros que se desarrollaron a través del tiempo y que tienen una vinculación directa con el continente antártico, estudios cuyos resultados quizás nos depararán a futuro grandes sorpresas.

Haciendo comparaciones: así como el máximo galardón para un alpinista es llegar a la cumbre del monte Everest, en los montes Himalaya, para los marinos lo es cruzar el cabo de Hornos, ya que es un desafío personal por su agreste y desafiante clima.

 

La primera nave conocida que naufragó frente al cabo de Hornos fue el Orange Boom, en 1643 que pertenecía a la expedición del general holandés Hendrick Brouver, perdiéndose la totalidad de su tripulación.

Entre las estadísticas registradas se anota que en el año 1892 lo transitaron más de 1.200 veleros.

Hay también estadísticas trágicas, como la registrada en 1905, para los veleros que optaron por esta ruta, en donde 53 de esas naves sucumbieron ante los embates de los temporales.

La Marina de Chile también tiene un penoso recuerdo de ese trágico lugar, en lo ocurrido a la nave O’Higgins, al mando del capitán Enrique Cobett, de nacionalidad inglesa, que se dirigía a Buenos Aires, vendida a la República Argentina en 1826, y que se hundió con toda su tripulación y pasajeros.

Otro hecho lamentable de recordar para la Armada de Chile es el naufragio, ocurrido entre el 7 y 9 de marzo de 1859, del bergantín Pizarro, al mando del capitán de corbeta Francisco Hudson Cárdenas, cuando se dirigía a Valparaíso. Nunca se encontraron restos de ese velero y menos se supo cual fue la suerte que corrió toda su tripulación, como también los soldados que regresaban del relevo a la guarnición de la Colonia de Magallanes, los cuales iban acompañados de sus familiares y de algunos pobladores, estimándose sobre 50 las personas desaparecidas en esa ocasión.

Entre los naufragios ocurridos en esa región es necesario mencionar también al buque de guerra español San Telmo, que en mayo de 1819 zarpó desde el puerto de Cádiz, hacia los mares del sur. Los fuertes vientos experimentados en el área del cabo de Hornos provocaron la pérdida total de esa nave con sus 632 tripulantes.