Team Brunel marcha primero en la Etapa 6 de la Volvo Ocean Race

Team Brunel lider en la Etapa 6 de la Volvo Ocean Race

El Brunel lidera la flota en el Estrecho de Luzon

El Team Brunel marcha primero en la Etapa 6 de la Volvo Ocean Race mientras pasa entre Taiwán y Filipinas, seguido muy cerca por el MAPFRE.

Leg 6, Hong Kong to Auckland, day 01 on board Sun Hung Kai/Scallywag. David Witt, protecting himself from the spray while bouncing up and down the Chinese coasts. 07 February, 2018.

Los seis barcos que compiten en esta sexta etapa de la Volvo Ocean Race ya han superado el extremo sur de Taiwán y en el parte de posiciones de las 13:00 UTC, el Team Brunel ocupaba el liderato con poco más de una milla de ventaja sobre el MAPFRE.

“Estamos navegando de ceñida dura, y a bordo es muy incómodo, porque estamos todo el rato con un constante spray del agua sobre cubierta”, describía Rob Greenhalgh desde el barco español.

“Hemos estado rebotando constantemente con el viento en contra. Todos estamos muy cerca todavía. Quien baja la proa por un momento va un poco más rápido que el resto”, afirma el patrón del team AkzoNobel, Simeon Tienpont. “Brunel está un poco adelantado, perdimos algunas millas con un cambio de vela”

Los barcos están luchando al límite por cada milla. Cualquier mínimo error o desgracia son enormemente costosos. Para Brunel y Turn the Tide on Plastic, el inconveniente apareció en forma de bolsas de plástico pegadas a los apéndices, lo que redujo la velocidad de la embarcación.

“No nos está frenando demasiado”, dijo Henry Bomby desde el Turn the Tide on Plastic. “Es un gran problema dar la vuelta atrás para deshacernos de él, así que vamos a esperar”. “Por el momento, no podemos darnos el lujo de ir hacia atrás, así que por desgracia llevamos este plástico en la quilla”, afirmaba la patrona Dee Caffari.

Para el Team Brunel, el bajón en el rendimiento era excesivo, e hicieron una doble virada para quitar los restos del timón.

Después de pasar al sur de Taiwán, se espera que la flota se dirija hacia el norte, alejándose de la ruta directa a Nueva Zelanda, en un esfuerzo por evitar un área de vientos flojos para coger condiciones más favorables antes de bajar hacia el sur. Esto supone más tiempo de ceñida, por lo que el avance va a ser lento y difícil.