El team AkzoNobel se escapa tras los Doldrums

El team AkzoNobel se escapa tras los Doldrums

Team AkzoNobel se escapa en los Doldrums. Mapfre y Dongfeng Race Team sufren sin  viento.

El barco de Simeon Tienpont ya tiene más de 200 millas de ventaja sobre el MAPFRE y el Dongfeng Race Team

El team AkzoNobel y el SHK / Scallywag han sido los grandes beneficiados en las últimas 24 horas tras realizar una rápida transición a través de las agónicas calmas ecuatoriales.

Simeon Tienpont y su tripulación han conseguido alejar a los grandes dominadores de la presente edición de la Volvo Ocean Race a más de 200 millas de su popa tras superar unos Doldrums devastadores.

El MAPFRE y el Dongfeng Race Team se han llevado la peor parte. Ambos barcos languidecían hora tras hora con vientos extremadamente flojos y variables, mientras que al mismo tiempo, AkzoNobel y Scallywag volaban hacia el sur a velocidades de hasta 20 nudos.

En la zona media, Team Brunel y Turn the Tide on Plastic se escaparon de españoles y chinos, y en el parte de posiciones de las 1300 UTC del sábado navegan a buena velocidad persiguiendo a los líderes.

Mientras se desarrolla todo este embrollo, la que está de enhorabuena es la tripulante del MAPFRE Támara Echegoyen. La campeona olímpica cumple hoy 34 años y lo hace involucrada en uno de los retos más apasionantes de su vida.

Las próximas 24 horas parece que van a ser un poco más tranquilas, con la flota bajandio hacia el sur con vientos moderados del oeste. Pero para el domingo por la noche (UTC), los líderes se toparán con un segundo parón con nuevas calmas.

La transición tiene pinta de que va a ser más complicada de lo habitual, con una gran actividad de ciclones al sur de la flota que altera los patrones climáticos habituales. El inicio de la semana va a ser todo un desafío, y es probable que haya una nueva compresión en la flota, con los barcos de atrás recuperando millas a medida que los líderes disminuyen la velocidad.

Desafortunadamente, la comunicación no relacionada con la seguridad con la flota se ha visto interrumpida desde la noche del viernes UTC. Inmarsat ha confirmado que actualmente está sufriendo un corte en su satélite I-4 F1, banda L, que cubre la región de Asia Pacífico.

La causa se ha identificado como un problema de control de altitud de la nave espacial. Inmarsat está implementando las actividades de recuperación pertinentes regresar a las operaciones normales tan pronto como sea posible.

Los más afectados han sido los Reporteros a Bordo, ya que no han podido enviar material desde el barco para actualizar la sección RAW (contenido bruto) de www.volvooceanrace.com.

Sin embargo, la seguridad de la flota no se ha visto afectada por la interrupción ya que el Race Control todavía puede rastrear los barcos y enviar mensajes básicos a la flota por correo electrónico a través de un satélite Inmarsat alternativo.