Surf adaptado y solidario en Mar del Plata

Desde hace cinco años se desarrollan cursos en las playas de La Feliz y esta temporada causan sensación en gran parte de los veraneantes. Diario Hoy te cuenta de qué se trata

Pararse en una tabla y surfear una ola es un difícil, complicado y un gran desafío para todos. Sin embargo, personas con discapacidades motrices y cognitivas practican el deporte participando del programa que se desarrolla desde hace cinco años en Mar del Plata, denominado “Surf adaptado”. Estas personas se hacen fuertes ante los prejuicios y adversidades y con tablas de surf o longboard adaptadas, andadores y estructuras metálicas diseñadas para practicar el deporte, entrenan en piletas y salen a desafiar las olas del mar.

La iniciativa nace de surfistas reconocidos a nivel nacional, que con el apoyo de la ONG Punto de Encuentro, le dieron forma hace un tiempo atrás y hoy causa furor y despierta elogios de propios y extraños en la Costa Atlántica. “Venimos desarrollando esto desde hace cinco años con personas con síndrome de down, discapacidades motrices y autistas” le contó a Hoy Lucas Rubiño, surfista y profesor. “Formamos parte de una serie de actividades que se desarrollan, entre ellas el surf para personas de 8 a 50 años, que por tener discapacidades motrices o congénitas no pueden realizar la actividad como cualquier otra persona”, añadió Rubiño. En total “son cerca de 35 personas las que todas las semanas hacen surf en la pileta cubierta del Centro de Educación Física (CEF) o en playas como Cabo Corrientes, Punta Mogotes o Waikiki.” contó. Aunque también aclara que “durante todo el año la actividad sigue, no es sólo en verano”.

La actividad se realiza con un grupo de más de 100 colaboradores: esta actividad nos moviliza mucho, porque al final de la clase verlos sonreír y salir felices del agua es la mejor gratificación que un ser humano puede sentir”, manifestó Rubiño. Por último el profesor enfatizó que “somos consultados y hasta asesorados por otras personas de la costa y del mundo para poder ir creciendo y avanzando en la incorporación de nuevas técnicas y elementos para hacer sentir más cómodas y seguras a estas personas”.