Sudestada descubrió los restos del naufragio de 1916

Sudestada descubrió los restos del naufragio de 1916 en Viedma

Sudestada descubrió los restos del naufragio de 1916 en la costa atlántica

 

El Naufragio Ludovico, encallado en el año 1916 en las costas de Bahía Rosas, fue descubierto por el efecto de la “sudestada” de los últimos días y nuevamente puede observarse en la bajamar. Los restos pertenecen al patrimonio histórico cultural de Viedma.

 El barco Ludovico naufragó por las costas rionegrinas en el año 1916, albergando al oficial de la marina alemana Wilhem Canaris, posteriormente jefe de la Abwher (organización de inteligencia alemana 1921/1944). El libro “Nazis en el Sur” del periodista y escritor Carlos Di Napoli, consigna ese dato. El escritor asegura que Canaris, después de estar internado como refugiado en Chile, se opone a formar parte de una fuga con sus camaradas del “Dresden”, y se embarca en El Ludovico.

La referencia que hace Di Napoli es la primera que se conoce en la región donde se produce el hundimiento del Ludovico en diciembre de 1916, aunque siempre forma parte de los relatos de los lugareños como otro de los naufragios que se sucedían en esa época. Hasta la aparición del libro “Nazis en el Sur” sólo se sabía que el barco chileno encalla en Bahía Creek, donde aún conserva una de las calderas enterradas en la arena.

La historia del Ludovico se suma a la de otros barcos que naufragaron en costas rionegrinas -El Cóndor y San Giorgio- y esto es porque durante más de un siglo, la comunicación con Buenos Aires y otros lugares del norte y del sur se realiza exclusivamente por mar.

El Ludovico naufragó intacto, pero posteriormente es arrasado por el accionar de los vecinos y turistas, quienes con los años se llevan planchas metálicas, maderas, distintos elementos de platería, diversos artefactos de navegación e incluso el ancla, quedando sepultadas en la arena las calderas y dos hélices.