Siete maneras de sobrevivir al Océano Sur

Siete maneras de sobrevivir al Océano Sur

Siete maneras de sobrevivir al Océano Sur

Es la prueba de fuego definitiva para los mejores navegantes del mundo

El domingo 10 de diciembre, la flota de la Volvo Ocean Race sale de Ciudad del Cabo y se sumerge hacia el sur, en el misterioso Océano Sur.
Con el doble de puntos en juego, la Etapa 3 podría cambiar las reglas del juego en la edición 2017-18, y hace que la toma de riesgos en el océano más remoto del planeta sea un escenario más real que nunca.
Desde 1973, el Océano Sur ha sido la mayor prueba de fuego para los mejores navegantes del mundo, y con velocidades vertiginosas, va a ser tan emocionante como peligroso.
Se trata de un maratón de 6,500 millas, con olas enormes, tormentas heladas y vientos legendarios. Aquí resumimos siete maneras de sobrevivir al Océano Sur…

Agárrate fuerte.

La zona alrededor de los 40 ° S hasta el Círculo Polar Antártico tiene los vientos más fuertes que se encuentran en la Tierra, y las tormentas ciclónicas viajan hacia el este alrededor del continente. ¿Hay buenas noticias para los regatistas de Volvo Ocean Race? Sí, estas condiciones garantizan una navegación extremadamente rápida.

Ven preparado.

La temperatura del agua varía de -2 a 10 ° C alrededor de la Antártida, y en invierno, el océano se congela hacia la latitud de los 65 ° S en el sector del Pacífico. Nota para los regatistas: no olvidéis la ropa térmica. Y guantes. Y una botella de agua caliente.

Duerme con un ojo abierto.

El Océano Sur tiene témpanos enormes y vírgenes, que esconden hasta un 90% de su masa sumergida bajo el agua, con lo que representan un peligro enorme para los regatistas de la Volvo Ocean Race. Debido a ello la organización ha agregado una Zona de Exclusión en las instrucciones de regata de la Etapa 3. A pesar de ello, los regatistas aún deben permanecer atentos y vigilantes, especialmente por los ‘growlers’ (bloques de hielo más pequeños) que van a la deriva y son más difíciles de detectar. ¿Cuál es la peor parte? Cuando llega la oscuridad de la noche, todavía acechan, esperando en silencio.

 

Investiga.

Cuanto más frío es el aire, más denso es. Esto hace que los vientos sean más fuertes y más poderosos en el Océano Sur. No es una variable fácil de cuantificar, pero es una de las razones por las que los barcos Volvo Ocean 65 van incluso más rápido de lo que marcan sus polares (la velocidad máximo teórica que puede alcanzar el barco en función de las condiciones) en esta parte del mundo.

 

Surfea.

A medida que los vientos soplan alrededor del globo sin obstáculos en la tierra se forma unas olas largas y ondulantes, lo que genera una navegación con vientos portantes muy particular. Cuando los barcos surfean las olas son más rápidos que ellas, por lo que se requiere de mano firme en el timón para evitar chocar contra las olas que se encuentran delante de ellos. La experiencia cobra un valor enorme y las condiciones extremas generarán grandes diferencias en la flota.

 

Hazte amigo de tus vecinos.

Hay algunas criaturas curiosas, y a menudo en peligro de extinción, dentro y fuera de las aguas del océano Sur. La flota de la Volvo Ocean Race a menudo recibe visitas de albatros y ballenas, entre otras especies.

 

Confía en que estás en buenas manos.

Estás en un lugar muy remoto, pero estás en buenas manos. Dos Centros de Coordinación de Salvamento Marítimo administran esta zona: la sucursal de Nueva Zelanda al oeste de la longitud de 131 ° O y la oficina de Chile al este de la misma. La sede central de Volvo Ocean Race en Alicante está en contacto constante con ellos, lo que garantiza la seguridad de la flota.