Shaun Carkeek . El británico que diseña algunos de los mejores veleros del mundo.

ShaunCarkeek

El británico que diseña algunos de los mejores veleros del mundo.

 

 

Durante cinco años, y bajo la etiqueta de “Carkeek Design Partners”, este británico de 43 años de edad, ha ido diseñando y elaborando veleros de alta tecnología, tanto para equipos de regatas internacionales, como para cruceros en veleros que pertenecen a particulares de elevado poder adquisitivo. Hace aproximadamente un año, Carkeek inauguró su propio despacho de ingeniería en el astillero renovado de STP de Palma. “En Europa no existe un lugar mejor que Mallorca, para el desarrollo de mi negocio”, dice Carkeek, cuya empresa cuenta con sucursales tanto en Newport como en Ciudad del Cabo.

Hace más de 17 años que Carkeek comenzó su carrera como diseñador de barcos. Tras sus estudios de ingeniería naval en Southampton, trabajó como socio en una empresa de diseño naval del norte de España. “Allí desarrollamos varios veleros de regata de la serie TP 52” nos comenta Shaun. “Incluyendo el velero “Cam”, con el que el actual Rey de España, Felipe VI, participó en la Copa del Rey de Palma”. Sin embargo, uno de sus proyectos más significativos fue, sin lugar a dudas, el diseño de “Il Mostro”, un velero de regata de aproximadamente 21 metros de largo para la marca internacional de artículos deportivos Puma.

Este impresionante barco – que participó y obtuvo el tercer puesto en la regata internacional de vela Volvo Ocean Race de 2011 – fue diseñado en tan solo seis meses. “Teníamos mucha presión. Siguiendo la plantilla de nuestro proyecto de diseño, el barco fue construido en tan solo nueve meses”, dice Carkeek. Costes de producción: cerca de ocho millones de euros.

Al mismo tiempo que hacía experiencia en el sector deportivo de las regatas, Carkeek elaboró por su cuenta más veleros de competición. En la actualidad, la empresa presume de haber realizado proyectos de ocho modelos distintos de entre 12 y 30 metros de largo, así como dos veleros de crucero de entre 21 y 25 metros. En estos momentos, se están construyendo diez de estos veleros y se planea construir otros veinte. En un futuro, la empresa aspira principalmente a formar parte del sector de los superyates.

 

“Hoy en día, muchos propietarios potenciales no se conforman con la comodidad y el lujo a bordo. Cada vez son más los que desean un rendimiento y una potencia mayores durante la navegación.

En lugar de simplemente cruzar las aguas, también desean participar periódicamente en alguna de las múltiples regatas que se celebran. Gracias a nuestra amplia experiencia en el mundo de las regatas, podemos elaborar veleros extremadamente cómodos tanto en cubierta como bajo cubierta, que además alcancen gran rapidez en el mar. Puede compararse con la marca de automóviles de Aston Martin, que combina exactamente estos dos conceptos”, dice Shaun Carkeek.

A la hora de construir veleros de alta tecnología, hay algo extremadamente importante: la precisión absoluta. “Todas las partes a bordo han de guardar cierta armonía entre sí. La simbiosis entre tecnología y diseño tiene que ser perfecta. Además, estos veleros privados han de ser fáciles de manejar. Después de todo, sus propietarios no quieren navegar únicamente con capitanes profesionales de regata, sino también con sus familias y amigos”.

Shaun Carkeek no suele conseguir a sus clientes mediante anuncios en el periódico. “En nuestro sector, lo que cuenta principalmente son los contactos personales con los astilleros, los equipos de regata y los propietarios de los barcos. Tras muchos años de trabajo constante, hemos logrado establecer una red internacional de dichos contactos”, dice el británico.

Shaun no cree que sea un disparate que Mallorca pueda ocupar un lugar importante en la industria mundial de la construcción naval. “La isla es un lugar escencial para los superyates en Europa. ¿Por qué descartar que algún día se convierta en un lugar de construcción naval? Ya existe suficiente demanda de veleros de rendimiento diseñados a medida y dicha demanda implica tanto embarcaciones grandes como pequeños”.