Round the Island Race, Naufragio y rescate ‘in extremis’

Los partes meteorológicos no fallaron y la Round the Island Race, la vuelta a la isla británica de Wight -la misma en la que en 1851 la goleta América venció a 14 barcos de la Royal Yacht Squadron dando origen a la Copa América-, se disputó el fin de semana pasado con vientos de entre 20 y 45 nudos de intensidad. Aunque con esas condiciones se lograron varios récords, los 1.500 veleros participantes se enfrentaron a un campo de regatas muy duro. El peor parado fue el Alchemist, que acabó en el fondo del mar.

Poco después de la salida de la regata los servicios de guardacostas voluntarios de la Royal National Lifeboat Institution (RNLI) recibieron una llamada de emergencia alertando de una embarcación en apuros. Una lancha se acercó hasta la zona de The Needles, unas rocas situadas frente al extremo occidental de Wight y los socorristas comprobaron que el barco se hundía.

Un miembro de la RNLI subió a bordo del Alchemist con una bomba de agua, pero éste estaba siendo ya engullido por el mar y se procedió inmediatamente al rescate de los dos tripulantes que quedaban a bordo. Apenas pasaron unos segundos desde que los regatistas saltaron a la lancha y el velero desapareciera. Los rescatados subieron posteriormente a un barco de la policía donde ya se encontraban los otros cuatro integrantes de la tripulación.

El Alchemist era un clase Half Tonner de 17 metros de eslora diseñado por Dubois y construido en 1978. Se da la circunstancia de que el velero pertenece a Mark Wynter, comodoro del Island Sailing Club, entidad organizadora de la regata. Wynter había navegado en ese barco en los últimos 37 años de la Round the Island Race.