Riva 88 Florida, el yate que rompe los cánones

Riva 88 Florida, un yate que rompe los cánones
Nada es lo que parece. Tampoco en náutica de recreo. El astillero italiano sigue innovando con esta open que puede convertirse en una embarcación de tipo coupé en un abrir y cerrar de ojos y que, pese a sus más de 26 metros de eslora y 60 toneladas, supera los 40 nudos de punta. German de Soler. Fotos: Riva Yachts
1. RIVA FLORIDA NAV-407
¿Por qué contentarse con una tipología de barco y un programa, si uno puede tener los dos sin renunciar a nada? A esta pregunta que puede hacerse cualquier futuro propietario, el astillero italiano del grupo Ferretti le ha dado una respuesta que, aunque a primera vista podría parecer sencilla exige un know how tecnológico y experiencia de diseño del que no todos los constructores disponen. De hecho, no son pocos los astilleros que bajo el calificativo de “polivalente” enmascaran una operación de fundido de dos programas en la que ambos salen perdiendo. Recordemos cuántos descontentos —cuando no fracasos— se amontonan tras los llamados crucero-regata o los fisher-cruiser.
No es el caso. El astillero italiano ha desarrollado sobre la base de la carena de la Domino Super —la Sport Top de la casa de la que ya navegan varios ejemplares por todo el mundo— un nuevo concepto patentado por Ferretti Group al que denomina Convertible Top, que permite, en dos minutos, efectuar la transición desde una embarcación abierta a otra de tipología coupé. El proceso de transformación de la superestructura y toda la ingeniería de precisión que comporta es fruto de la colaboración entre el gabinete de ingeniería de Riva, y los diseñadores Mauro Michelli y Sergio Beretta de Officina Italiana Design —diseñadores exclusivos de toda la gama Riva— que han conseguido unos lanzamientos suaves, pero de carácter netamente musculoso y deportivo, en los que el parabrisas destaca precisamente por su discreción y por sus suaves entregas laterales, que descienden casi imperceptiblemente hacia popa hasta envolver la bañera.
El espejo de popa se abre para dejar al descubierto un enorme garaje, que permite descender la plataforma por debajo del agua.
El espejo de popa se abre para dejar al descubierto un enorme garaje, que permite descender la plataforma por debajo del agua.
Tampoco el arco de soporte de antenas domina en las líneas generales, sino que se integra hasta el punto de pasar casi desapercibido, desapareciendo totalmente de nuestra vista una vez la 88 Florida ha culminado la transformación de open a coupé. En el recuadro adjunto puede apreciarse claramente cómo se desarrolla el proceso en todas sus fases.

Nuevos exteriores
Una chaisse longue permite acompañar la navegación. El piloto dispone de un asiento triple regulable
Una chaisse longue permite acompañar la navegación. El piloto dispone de un asiento triple regulable
La 88 Florida navega sobre la misma carena que la Domino Super, pero ofrece una superestructura y una distribución de exteriores totalmente diferentes al igual que el diseño interior. Esto es especialmente evidente por lo que respecta al pequeño flybridge que culmina la superestructura de la Domino Super, que desaparece totalmente en la Florida como es lógico en un concepto open-sedán.
También por supuesto la distribución en popa es diferente, al igual que lo son los sistemas de botadura del auxiliar y del jet ski que permiten un nuevo planteamiento de la sala de máquinas y de ubicación de sistemas y equipamiento. Las soluciones de diseño es esta parte del barco permiten el disfrute de las actividades al aire libre de una manera más fácil, ya que el garaje se encuentra situado a solo un palmo sobre el nivel del mar y puede albergar una auxiliar de casi cuatro metros y un jet ski. Toda la parte central de la plataforma de popa puede descender un metro bajo el agua y separarse del espejo gracias a un movimiento de pantógrafo. Los escalones integrados a ambas bandas del casco, además de una pasarela, dan acceso a la bañera, que incluye un gran solárium en popa y un sofá mirando a proa frente al cual se dispone de una espaciosa área con mobiliario móvil.
La dinete de proa, encastrada en la superestructura, ofrece un espacio privilegiado tanto para dinete como para el relax.
La dinete de proa, encastrada en la superestructura, ofrece un espacio privilegiado tanto para dinete como para el relax.
Esta área queda cerrada por dos grandes módulos, uno de los cuales da acceso a la zona de tripulación, y queda enmarcado por el arco de acero sobre su sección central que cabalga con ligereza sobre la estructura de los acristalamientos laterales.
El centro de la cubierta —que quedará abrigada por el techo rígido cuando este esté en posición sedán— se organiza como un salón-comedor ideal tanto para tomar un refresco al aire libre en navegación como para cenar a cubierto en puerto bien protegidos por el hard top. Un sofá lineal a estribor complementa al segundo sofá en L en torno a la mesa con capacidad para ocho personas. Más a proa, el puesto de gobierno ofrece tres asientos, de los que el de babor es una tumbona mirando a popa.
Sobria y elegante, la espaciosa bañera permite disfrutar del aire libre realmente protegidos. E babor, un módulo integrado oculta la entrada a la zona de tripulación.
Sobria y elegante, la espaciosa bañera permite disfrutar del aire libre realmente protegidos. E babor, un módulo integrado oculta la entrada a la zona de tripulación.
A todo ello hay que añadir el receso de proa que configura una verdadera dinete al aire libre con su gran sofá en C, o que puede ejercer como área de relax y acompañamiento y que queda totalmente oculta cuando el techo rígido está recogido y la 88 Florida en configuración open. El astillero no descarta proponer una posición intermedia de este hard top móvil para proporcionar protección a esta zona.
Volumen y espacio interior
Bajo cubierta la 88 Florida incluye cuatro cabinas y otros tantos baños privados, tres de ellas a proa del salón interior, y la del armador, que ocupa toda la manga, a popa de este espacio. El interiorismo se inspira en los ambientes de los 80 y 90, como tributo a algunas de las unidades icónicas de Riva, como la Bahamas, la primera que dibujara Mauro Michelli, quien lo define como un estilo “vintage, reinterpretado con talante contemporáneo”.
La cabina del armador ocupa toda la manga y destaca por la luminosidad y el cuidado diseño.
La cabina del armador ocupa toda la manga y destaca por la luminosidad y el cuidado diseño.
La decoración interior se basa en el uso de madera, acero, piel y materiales lacados. La madera elegida ha sido la de olmo, con un tratamiento que confiere un aspecto textil y un tacto de piel de melocotón. Los tonos miel y trigo maduro de la piel son cálidos y los lacados se inclinan hacia el azul oscuro, poniendo de relieve la reinterpretación del estilo clásico de las Riva de época que los diseñadores han realizado en esta unidad. En contraposición, los techos son blancos, con líneas de ledes integradas, para conferirle la máxima luminosidad a cada ambiente. El espacio abierto del salón interior alberga un sofá en L, una mesilla central de café y la cocina en C a lo largo de la banda de babor, abierta al salón. El mobiliario incluye una barra de desayudo con taburetes, al lado del cual se levanta el armario que esconde el televisor, rodeado por superficies espejadas.
Las cabina del armador, a popa, ocupa toda la manga, la cama es central y el baño se alinea a todo lo largo de la cabina y se divide en tres áreas separadas dedicadas a ducha, sanitarios y lavabo. Loro Piana y Officina Italiana Design firman los tejidos y el mobiliario exclusivo.
El salón interior bajo cubierta es luminoso y dispone de cocina y barra de desayuno.
El salón interior bajo cubierta es luminoso y dispone de cocina y barra de desayuno.
Las cabinas de invitados a proa del salón-dinete ofrecen una VIP en proa, con amplias ventanas laterales, y dos más, una de ellas con camas individuales, cuyo baño puede ser usado alternativamente como baño de cortesía.
Prestaciones de deportiva
La nueva Riva equipa motores MTU 16V 2000 de 2.435 Hp en su configuración estándar, que le permiten alcanzar una velocidad máxima de 38,5 nudos y mantener una velocidad de crucero de 34 nudos, con una autonomía de entre 310 y 340 millas náuticas respectivamente. También pude dotarse de una motorización más potente, con dos MTU de 2.638 Hp, en cuyo caso la velocidad máxima sube a 40,5 nudos, la de crucero puede fijarse en 35 nudos y la autonomía reduciéndose ligeramente la autonomía.
La cabina VIP ocupa el tercio delantero, a proa de la dinete interior.
La cabina VIP ocupa el tercio delantero, a proa de la dinete interior.
De Open a sedán: así se transforma
Dos minutos bastan para cambiar radicalmente la configuración de la Riva 88 Florida, transformando esta coupé de 26 metros en open y viceversa. El sistema,ideado por Andrea Frabetti, director técnico del Grupo Ferretti desde hace más de 20 años, funciona gracias al movimiento hacia proa y popa de cuatro brazos articulados, que quedan perfectamente integrados en las líneas de la superestructura en cualquiera de las dos posiciones finales que permite. El sistema se acciona eléctricamente de manera que, en versión coupé el gran techo rígido casi cuadrado cubre la parte delantera de la bañera ocupada por el salón de cubierta y el puesto de gobierno. En esta posición los brazos articulados se posicionan alineados con los montantes del parabrisas. Cuando se activa la configuración open, las brazos se elevan hacia proa por encima del parabrisas y dirigen el hard top hacia adelante hasta cubrir la dinete integrada en la cubierta de proa.
Recuadro 1_RIVA FLORIDA NAV-300 Recuadro_2_RIVA FLORIDA NAV-308 Recuadro_3_RIVA FLORIDA NAV-311
Características
Eslora total: 26,84 m
Manga: 6,22 m
Calado: 1,79 m
Desplazamiento: 60 t
Capacidad de combustible: 7.500 l
Capacidad de agua: 900 l
Motorización: 2 x MTU 16V 2000/2.638 Hp con transmisión por ejes.
Constructor: Riva Yachts
Importador: Ventura Yachts
Precio: 6.000.000 euros, sin impuestos.
RI88FLORIDA_Side
RI88FLORIDA_MaindeckR88FLORIDA_Lowerdeck