Reportaje a German Frers de Sailors Weekly

Reportaje a
Germán Frers por Sebastian Rodrigue

La semana pasada finalizaba la primera entrega de este reportaje cuando Germán opinaba sobre que probablemente la pintura de grafito que durante mucho tiempo se usó con la idea que le daba más velocidad al barco, era correcta.

Sebastián Rodrigué (SW): ¿El momento más difícil que le tocó vivir en un barco fue cuando naufragó en el Rio de la Plata?

Germán Frers (GF): Fue un momento muy difícil, tenía la sensación de que nos salvaríamos, pero no sabía cómo. Se nos prendió fuego un barco a motor que hacía su primera salida; estaba con mi mujer y otro matrimonio amigo; Daniel Tedín y su mujer. Además el capitán del barco, Miguel Santini que estuvo realmente muy bien. El barco se prendió fuego en el medio del rio, era un crucero de madera recién restaurado con muebles de rattan, mucha teca y madera pintada que se prendió muy rápido, nuca vi algo igual.

Tuvimos mucha suerte, yo quería probar un dinghy que llevábamos colgado en popa y que para bajarlo había que usar la pluma. Tratamos de tirarlo al agua, pero el humo nos cubrió, no veíamos nada y no se podía respirar. Entonces ahí estuvo muy bien Miguel Santini, que tiró el fondeo y entonces el barco se puso proa al viento, él tiró la garrafa de gas al agua para que no explote y todo el fuego se prendió atrás mientras nos refugiamos del humo y el fuego en la proa.

Yo sabía que el barco se iba a quemar completamente, teníamos un celular abordo que normalmente no llevo en el bolsillo. Porque la radio se quemó enseguida y en el tiempo que quisimos apagar el fuego, se prendió todo el barco. Entonces empezamos a llamar por teléfono y de casualidad atendió Paco Billoch que estaba en Colonia, y también de casualidad estaba atento a su teléfono.

LINK AL CLUB NAUTICO AZOPARDOÉl llamó a la Prefectura que apareció en un helicóptero, y en ese momento les pedí a todos que no se tirarán al agua hasta que no nos arrojen una balsa, que es lo que pensé que sucedería. En ese momento el barco aún flotaba, pero el helicóptero no llevaba ninguna balsa ni nada y por otro lado nuestros salvavidas habían quedado en el bote de popa que intentamos tirar al agua. Por eso solo teníamos unas defensas como elemento de flotación. Nos sentamos en la propiamente punta de la proa del barco y vimos como todo el crucero se quemaba hacía popa.

Más o menos, sabía cómo sería el proceso que tendría el naufragio; teníamos arriba el helicóptero y Paco venía a buscarnos. De pronto se prendió el gasoil de los tanques y al helicóptero se le llenó la cabina de humo, por eso se tuvo que ir por unos segundos para limpiar la cabina y justo todo cuando estaba oscureciendo. Ahí se apagó el gasoil y el casco se hundió. Sabía que eso sería así, entonces en ese momento nos fuimos hacia la carroza donde nos quedamos con el agua al cuello.

Estábamos ahí en el techo de la carroza y con el agua al cuello, agarrados del mástil que tenía, mientras veíamos el faro del helicóptero que pasaba buscándonos y no nos veía, a pesar de pasar a pocos metros. Un momento de terror que vivimos un 13 de abril, creo que de 2006, que cada año lo festejamos como un cumpleaños.

Al mes, me raptaron y estuve capturado con un revolver en la cabeza, pensando que después de salvarme de las llamas o morir ahogado, como sería recibir un tiro …

SW: Habrá pensado en irse de Argentina.

GF: Me siento muy bien acá en mi país y por eso decidí quedarme.

SW: Haciendo un viajecito al pasado ¿Su padre antes de construir y diseñar barcos, se había dedicado a otra cosa ó cómo fue el inicio?

GF: Papá y toda la familia era muy de campo. Mi abuelo murió cuando mi padre era muy chico, entonces había un padrino que era Roberto Berni, lo llevó al Club Náutico San Isidro y le enseñó a navegar.

Gracias a Roberto empezó a navegar y cuando pensó en hacerse un barco, no dudó un segundo en diseñarlo él mismo. Papá había estudiado Ingeniería pero él se sentía más artista que Ingeniero, al punto que no terminó la carrera, porque no le gustaba que lo llamaran Ingeniero. En aquella época eran todos pioneros.

Hizo un crucero desde Mar del Plata que fue muy famoso, porque los agarró un pampero muy fuerte y su madre (viuda y él, hijo único) llamó al presidente Alvear, para que lo fueran a buscar con la Marina, que no lo encontró. Pero ellos estaban lo más bien, habían leído tanto de cómo navegar en altamar; Martín Ezcurra y varios de sus amigos.

Entonces no pasó nada, pero cuando llegaron el Yacht Club Argentino todos estaban azorados, porque la Marina aún los estaba buscando.

Volviendo al inicio, cuando hizo el FJORD, los socios de su club le empezaron a encargar que les hiciera un barco para ellos y así empezó; creó un astillero y construyó una cantidad de barcos hasta que un día el astillero la competencia de aquella época lo incendió. El encargado de administrar la empresa y tener al día el seguro, era su primo Ernesto Guevara (padre del Che) que por supuesto no había pagado la póliza. Por suerte papá tenía una tía rica que le compró un astillero nuevo.

SW: ¿Usted lo conoció en persona al Ché Guevara?

GF: Lo conocí poco, él era más grande. Pero a su padre lo conocí mucho, porque venía seguido a casa y con mi padre eran muy cercanos. El Che era un tipo especial y muy aventurero, que era muy parecido a su madre De La Serna, dos hermanas que una se había casado con un poeta chileno y eran comunistas en esa época, a pesar de poseer muchos campos y de no tratar bien a sus colonos.

El Ché siempre tuvo muchas inquietudes, era muy mujeriego y yo lo admiraba cuando hizo su primer viaje en bicicleta con un motorcito casi de jugete. Entonces admiraba eso, pero después se fue a Guatemala, se juntó con Castro y se fueron a Cuba.

Viví mucho la revolución cubana, porque una prima hermana de él, era la que se quedaba en casa cuando los viejos salían de viaje. Por eso vivimos toda la aventura de Sierra Maestra, de pronto nos llegaban mensajes de que lo habían matado, luego aparecía vivo…

SW: Me imagino que era un drama familiar.

GF: Si, era un drama, aunque no tanto porque sabíamos que era un aventurero medio loco.

Después recibimos algunas cartas, y en una le contaba graciosamente al viejo; “Te das cuenta, me han nombrado Ministro de Finanzas, nosotros los Guevara que siempre fuimos los peores para administrar.”

Eran unos delirantes que han sometido al pueblo cubano, porque estuve hace unos años en Cuba y realmente me enojó ver como los han sometido, no tienen acceso a nada, tienen un sueldo máximo de 20 o 40 dólares por mes, Fidel murió riquísimo, y hoy en día el Estado Cubano a cada campesino le da una cantidad de vacas para que crie, y cada tanto pasan a controlar. Pero si llega a faltar un animal, tienen una pena más grave que si hubieran matado a un cristiano, para que no se coman las vacas que son para los turistas.

SW: ¿De todas maneras creo que no era el sistema que originalmente querían imponer con la revolución?

GF: No, seguramente que habrá sido también culpa de Nixon. Pudieron haber sido más hábiles diplomáticamente y haberlos conquistado, haberle palmeado la espalda a Fidel y acordado. Aunque eran tipos jodidos; matar a tanta gente por una idea….

MAS INFORMACIONDespués se fue a Bolivia, en ese momento yo estaba trabajando en USA en Stephens cuando un día apareció mi primo muerto en Bolivia. Entonces le cuento a Rob Stephens que me contestó “¡Bien muerto está!”. Después vino y se disculpó por hacerme ese comentario.

Creo que hoy lo peor que tenemos acá, es la falta de educación y el populismo barato.

SW: ¿Cómo ve estos tiempos Germán, lo sorprende, lo desilusiona….?

GF: No me desilusiona ni me sorprende, lo que veo es que; un sistema que funcionaba en base a la familia y a la autoridad de los padres, ha quedado totalmente finiquitado por Internet. Porque son tantos los estímulos que reciben los chicos por la red, que los padres quedan de lado.

SW: Ahora la autoridad es Facebook.

GF: Si. Tengo una hija que me dice; “Papá, vos no entendés nada de nada.”

A mí me gusta la gente, los artesanos que trabajan con las manos y por eso hago barcos. Me gusta la gente de todo el mundo, basta que sea inteligente.

SW: ¿Diseña y construye barcos en Argentina?

GF: En Argentina no estoy autorizado a firmar mis planos. Afuera no tengo ninguna restricción y la verdad es mucho más rentable, porque acá cuesta mucho que entiendan el valor del trabajo de diseño.

SW: Muchas gracias Germán por todo su tiempo y la amabilidad, siempre es un gran placer y honor conversar con usted.

Toda la entrevista completa a Germán Frers podes volver a escucharla hasta el martes por Radio Sailors en el siguiente horario:
9hs 12hs 19hs