Point Nemo, el polo de inaccesibilidad del Pacífico

Point Nemo, el polo de inaccesibilidad del Pacífico

Probablemente sean los astronautas de la ISS los humanos que más cerca pasen de Point Nemo. 

Un polo de inaccesibilidad (PIA) es el lugar a mayor distancia de cualquier punto de acceso. Generalmente el término se usa como el lugar sobre la superficie de un continente o un océano que está a mayor distancia de la línea de costa. Como línea de costa debe entenderse la de los océanos o la de mares conectados con el océano abierto. El lugar de la superficie de la Tierra más alejado de la costa está en el océano y es el polo de inaccesibilidad del Pacífico o Point Nemo, es el lugar del mar más alejado de tierra firme. Un polo de inaccesibilidad debe, por definición, ser equidistante de tres puntos sobre la línea de costa.

Particularidades del Point Nemo.

El polo de inaccesibilidad del Pacífico o Point Nemo, se encuentra en las coordenadas 48º 52′ 31″S 123º 23′ 33″O. Es el lugar del océano más alejado de cualquier tipo de tierra firme y se encuentra en el sur del océano Pacífico, a 2.688 kilómetros de la isla Ducie (perteneciente a las Islas Pitcairn) por el norte, de Motu Nui (un islote junto a la isla de Pascua) por el noreste y de la isla Maher (Antártida) por el sur. El fondo marino, en este punto se encuentra a unos 3.700 m de profundidad.

pointNemo

Como curiosidad, sabiendo que la Estación Espacial Internacional está en una órbita entre 330 y 410 km sobre la superficie de la Tierra (distancia significativamente menor que la del punto Nemo y la primera tierra habitada), y que pocas rutas marítimas pasan por esta zona del Pacífico, los humanos que pasan lo más cerca del Point Nemo es probable que sean los astronautas en misión en la ISS.

Hrvoje Lukatela.

Javier Coria, periodista, fotógrafo y escritor, sostiene en su blog una interesante teoría a cerca del porqué del nombre. En su artículo nos cuenta que Hrvoje Lukatela, un croata residente en Canadá, es de profesión cartógrafo, geodesta y un gran aficionado a la literatura de Julio Verne. Un buen día, este cartógrafo se percató de una de esas misteriosas casualidades a las que nos tiene acostumbrado Julio Verne. Leyendo el libro ‘La isla Misteriosa’ se dio cuenta de que si el capitán Nemo quisiera aislarse del mundo buscaría una isla cercana a este punto (point nemo) del océano. Y así lo hizo Verne, ya que la imaginaria isla Lincoln de la novela ‘La isla misteriosa’ estaba relativamente cerca de este punto, exactamente en el Pacífico Sur, en las coordenadas 34º 57’ S, 150º 30’ O.

Ile_Mysterieuse_03Y que tiene que ver esto con el Point Nemo? pues que el Punto Nemo no pudo ser definido hasta los estudios del buen Lukatela. Y esto no sucedió hasta el año 1992. Para localizar Lukatela el polo de inaccesibilidad del Pacífico, uso un programa geoespacial diseñado por el mismo llamado Hipparchus.

El cementerio de naves espaciales.

Aunque nos parezca ciencia ficción, el Point Nemo del Pacífico alberga los restos de varias decenas de vehículos espaciales. Durante los últimos 30 años, las agencias espaciales han elegido este lugar para estrellar sus naves de carga y hasta sus estaciones obsoletas porque ser una zona profunda y estar alejada de áreas pobladas y de las rutas marítimas internacionales.

Entre los espacio-adictos, la zona es conocida coloquialmente como el cementerio de naves espaciales y en este punto se han dejado caer naves como los cargueros ‘Progress’, de la agencia espacial rusa, el japonés ‘H-II’ o los ‘ATV’ europeos. Estas naves se lanzan para proveer de suministros a la Estación Espacial Internacional (ISS) y una vez terminada su tarea, y llenas de los restos que sobran en la estación, se estrellan en el océano siguiendo la ruta más segura. Los rusos también han estrellado en esta zona del Pacífico varias estaciones espaciales obsoletas, como las ‘Salyut’ y la estación ‘Mir’ cuya reentrada en 2001 tuvo en alerta varias horas a las poblaciones de Australia y a las islas Fiyi.

De hecho, desde las agencias espaciales se apunta que, con toda probabilidad, la ‘ISS’ acabe sus días bajo estas aguas una vez que acabe su vida útil, que algunos situaban en una fecha tan cercana como 2020.

Point Nemo y la Volvo Ocean Race.

En ‘modo regata’, el lugar más alejado de tierra, Point Nemo, es por definición el más tranquilo. Pero también aquél en el que, si tienes un problema, nadie te puede ayudar. Sólo otro competidor. En general la flota ve este hito como una marca más en la carta, no se comen el tarro con lo que pueda o no pueda pasar; las historias de misterios, de calamares gigantes y de submarinos misteriosos son tema de escritores, no de regatistas.

El Point Nemo es una latitud y longitud más, quizás incluso menos significativa que la latitud de los 40 rugientes, el Cabo de Hornos o el Ecuador… Realmente lo que debe de preocupar a la flota son las enormes olas y los fuertes vientos que soplan por esas latitudes en las que navegan y que provocan más de un susto hasta a los navegantes más aguerridos y combativos… Y sino que se lo pregunten a Caudrelier, a Ian Walker o a Iker Martínez con sus ‘trasluchadas chinas’ sufridas hace apenas 24 horas.

Tal y como comentaba Chuny Bermúdez, – con su tranquilidad y serenidad característica – antes de zarpar en lo que es, de hecho, su sexta vuelta al mundo: “… en ese punto no hay ni una isla, ni nada. Pasamos siempre muy cerquita, a 100, 200 millas. Y no hay nadie, sólo animales. Así que, por definición, porque no hay nadie, si todo va bien puedes estar lo más tranquilo del mundo. Pero por esa misma razón también puedes tener el mayor problema del mundo, porque si estás en un apuro nadie te puede ayudar, sólo otro competidor si está cerca. Es un contraste muy grande. Así que es una mezcla de tranquilidad, pero también deseando que todo vaya bien”.