Philippines Sailing Challenge, entre islas desiertas del Pacífico

Nueve días de competición por aguas remotas del Pacífico, navegando en un trimarán tradicional paraw, cocos y lo que se pesque de menú y una serie de pruebas físicas y culturales en tierra firme. Así se presenta la primera edición de la Philippines Sailing Challenge, una aventura para aquellos que desean conocer Filipinas alejado de las rutas convencionales.

Diez equipos, cada uno formado por dos o tres personas, se han alistado a este reto organizado por Large Minority, empresa especializada en este tipo de viajes por Camboya, Amazonas o Sri Lanka, desarrollando un formato similar al de los concurso de telerrealidad que se graban en lugares exóticos.

Entre la flota se encuentran José Manuel Tarrasa de León, Alberto Carbonell García y Berta Narváez. Ellos trabajan en el sector bancario, ella es traductora y los tres han decidido unirse en el equipo español La Pinta.

Desde este viernes y hasta el próximo día 29, los participantes navegarán un total de 100 millas para completar un recorrido por las islas de Boracay. Deberán surcar el Pacífico entre tres y seis horas al día, siempre con la presencia a bordo de un navegante local. En tierra, una treintena de retos físicos y culturales que superar. El equipo que sea más rápido en sortear los escollos, gana.

Cada tripulación ha pagado entre 5.300 y 6.600 dólares (entre 4.830 y 6.000 euros al cambio actual), dependiendo de si el equipo está formado por dos o tres personas, para tomar parte del primer desafío que la compañía ha organizado en alta mar.