Oceanis 41.1

Oceanis 41.1
El Oceanis 41.1 es la actualización y remodelación del anterior modelo de 41 pies de la casa presentado en 2014, pero con algunas modificaciones que afectan especialmente a la cubierta, que se ha rediseñado totalmente, y al confort a bordo, tanto en el interior como en la bañera.

A la velocidad con que avanzan las innovaciones que se pueden implementar en un velero, que abarcan desde la electrónica al acastillaje o la informática a bordo, no es de extrañar que dos años sea tiempo suficiente para que un astillero no renuncie a incorporarlas. Pero ¿qué sentido tiene para un astillero diseñar un nuevo casco de unos pies más de eslora para ofrecerlas a un público ávido de novedades, cuando este dispone de un modelo que ha demostrado no solo que funciona sino que encaja perfectamente en el segmento de mercado al que se dirigía?
El astillero francés Bénéteau opta por esta propuesta con la nueva versión .1 de su conocido Océanis 41 —situado en la gama entre el 38.5 y 45— con un resultado que no defrauda desde el punto de vista de las prestaciones puesto que no hay cambios en la arquitectura del casco ni de los apéndices que en su momento crearan Finot-Conq, salvo en lo que respecta a la incorporación de un botalón de proa integrado que permite montar fácilmente un Código 0.
Tuvimos ocasión de comprobarlo durante la reunión de prensa especializada internacional que el astillero francés realizó en Palma de Mallorca el pasado abril.
Nueva cubierta
Sí que es un cambio mayor y una gran ventaja, desde el punto de vista del confort y la accesibilidad, la nueva disposición del espejo de popa, que al abatirse ofrece una mayor plataforma de baño, y que como opción pude desplegarse eléctricamente mediante un pistón desde un mando en el puesto de gobierno, ya que de serie se abate con aparejillo de cabo.
4. Oceanis 41.1_003

Esta opción se ofrece individualmente o con el acabado Exclusive, que incluye también electrónica B&G, ducha de agua caliente en bañera, molinete eléctrico, tomas USB, cargador de baterías, sacos de drizas y bolsas textiles móviles en el arco e iluminación indirecta led en el salón entre otras cosas y que incrementa en 12.360 euros el precio base de 142.000 euros.
También son nuevos los asientos del piloto, que ahora pueden levantarse hacia las bandas para dejar paso franco a la bañera en casi toda la manga, así como el arco que soporta la escota de mayor, que se ha rediseñado y ofrece una altura libre de 1,80 metros.
Cubierta

En el nuevo diseño destaca por su amplitud la bañera —totalmente despejada de maniobra ya que la escota de mayor a la alemana se fija en el arco— que queda dividida funcionalmente en dos zonas: una de trabajo con una gran mesa de alas abatibles y cofres bajo las banquetas y otra de maniobra con las dos ruedas de gobierno. También bajo los asientos del piloto hay cofres de estiba, además de uno central bajo el plan y los winches primarios se encuentran bien al alcance del timonel.
Oceanis 41.1

En conjunto, una bañera amplia y bien organizada por la que se transita con comodidad, con brazolas cómodas y una posición a la rueda confortable sentados en la banda, con detalles de confort como los posavasos metálicos, sólidos agarraderos y pasamanos de inox, excelente capacidad de estiba.
Los pasos a proa son amplios, gracias al carro de génova bien entrado, y la única novedad aquí es el botalón de inox integrado en la roda para el código 0. Una actualización imprescindible cuando esta es hoy en día la opción preferida por los navegantes de crucero que, sin renunciar al espi, no dudan en equiparse con las más manejables velas asimétricas de portantes.
Interiores más confortables
El interior se ha dotado también de una nueva escalera de tambucho más ancha y de pendiente más suave que el anterior modelo creado por Nauta Design, responsables también de la nueva versión de interiores, que se ofrecen en diversos acabados en castaño, roble claro o caoba y diversas distribuciones con dos, tres o cuatro cabinas. La disposición atrasada del mástil permite ganar espacio bajo cubierta para la cabina de proa y dotarla de una gran puerta central de dos hojas que al permanecer abierta ofrece una inigualable sensación de espacio y profundidad.
Cabina de proa

Esta distribución permite elegir la posición de la cama en isla central o a la banda y, también si se desea, dividir la cabina de proa en dos, ya que está preparada para ello. También aquí el nuevo Oceanis responde a su vocación de crucero, con estiba por doquier, cajones bajo la cama de proa, nevera de doble puerta frontal y superior, botellero bajo la mesa central del salón y, a destacar, el módulo de armario con espejo a estribor, justo a pie de tambucho y adosado al mamparo del baño, que ofrece un botellero y repisa para libros o pequeños objetos. Una buena solución para optimizar este espacio, con frecuencia desaprovechado.
Oceanis 41.1

Los navegantes clásicos o de más edad echaran quizá en falta una mesa de cartas mayor, ya que la que ofrece este Oceanis es muy básica. Hay que ir acostumbrándose, ya que la electrónica y la informática están reduciendo su uso a pasos agigantados. Hoy en día los tamaños de las mesas de cartas ya no están en función de la medida de las tradicionales cartas, sino de los portátiles y tabletas. La mesa central del salón es la que más se usa cuando se requiere desplegar una carta de navegación, y la de cartas se usa simplemente como escritorio auxiliar.
Cocina

Rápido y estable
Salimos a navegar en la versión tres cabinas y el barco en acabado Exclusive. Dos pantallas multifunción Zeus2 de 7” de B&G con cartografía Navionics Silver (3.670 euros) completaban el equipo de navegación.
Hay que añadir, respecto a este último punto, que las pantallas B&G Zeus estaban ya equipadas con el nuevo software (que a partir de junio se podrá descargar gratuitamente para incorporarlo a estas pantallas multifunción), y que permitirá visualizar la previsión de viento en formato GRID que previamente se habrá podido descargar vía wifi, e incluso simular el routing; también incorporaban el software de regatas (con todas las prestacioners del Triton) que incluye la visualización del campo de regatas (laylines, esloras, tiempo y distancia a la salida y a las boyas), la función what if que permite prever el viento en la próxima manga y adelantarse así a la maniobra, o marcar diversas boyas y prever rumbos, viento y maniobras después de pasarlas). En junio estará disponible más información respecto a estas funciones que incluirán de serie ya los nuevos modelos multifunción Vulcan.
Oceanis 41.1

Nuestra unidad contaba también con el Pack Performance opcional (5.480 euros) que incluye velas Elvstrom Windward 300+, un intermedio entre velas de crucero y de competición, con aspecto de carbono, y escota de mayor a la alemana, además de contar con Código 0 (730 euros).
En su conjunto una completísima unidad cuyo precio final, con la larga lista de opcionales con que estaba equipada, pero que deberá considerar seriamente cualquier futuro propietario que quiera sacarle todo el partido que se merece estar al gobierno de este gran crucero, se situaba en 214.325 euros sin impuestos.
Equipados con mayor y foque 104% y Código 0 (es posible dotarse opcionalmente de foque autovirante y también de trinqueta volante), con un viento real de 8-9 nudos lográbamos 7,1 nudos en ceñida a 45° y 7,3 nudos a un descuartelar. Con el Código 0 marcábamos 8 nudos a 70° de aparente.
Oceanis 41.1

Las cifras son excelentes para un verdadero crucero con un desplazamiento en rosca de más de ocho toneladas y media, equipado al completo. Rueda sensible —ni muy rígida ni muy inestable— y de respuesta rápida, junto a un paso de la ola seguro y un asiento sobre el costado firme, nos dan idea de lo logrado del casco de Finot-Conq, que gracias a la arista que nace a media eslora gana no solo unos centímetros interiores sino un comportamiento constante en la escora a todos los rumbos.
Se trata en definitiva de un crucero confortable, amable, que se deja gobernar con facilidad —la maniobra está reenviada y los winches están plenamente a mano del timonel— y que ofrece un volumen, nivel de confort y opciones de distribución y acabados propios de un crucero de mayor porte.
Oceanis 41.1

Con él, mantener los siete nudos en las condiciones de vientos ligeros y medios del Mediterráneo, no será un problema, mientras que con vientos más fuertes intuimos un comportamiento noble y seguro. Ninguna objeción pues a un casco que viene demostrando su efectividad desde hace dos años y que ahora cobra nueva vida con un conjunto de mejoras destinadas a mejorar el programa de crucero familiar y de disfrute de la vela en regatas de club para el que fue diseñado.

>> El nuevo Océanis 41.1 modifica la popa adoptando una gran plataforma de baño abatible eléctricamente << Características • Eslora total: 12,43 m • Eslora de casco: 11,98 m • Eslora de flotación: 11,37 m • Manga: 4,20 m • Calado largo: 2,18 m • Peso quilla larga: 2.300 kg • Calado corto 1,70 m 5’7’’ • Peso quilla corta: 2.507 kg • Desplazamiento en rosca: 8.777 kg • Capacidad de combustible: 200 l • Capacidad de agua potable: 240 l/330 l • Motor: YANMAR 4JH45 CR SD 33 kW (45 CV) • Superficie vélica: Mayor(clásica) 43,10 m² Mayor (enrollador): 37,50 m² Génova (104 %): 42,00 m² Código 0: 78,30 m² Foque autovirante: 34,00 m² Spi asimétrico: 130,00 m² Trinqueta (en enrollador): 20,90 m² • Arquitectura naval: Finot-Conq • Diseño interior: Nauta Design • Constructor: Bénéteau. www.beneteau.com • Distribuidor: red Bénéteau.www.redbeneteau.es