Nuevo barco de la America’s Cup, monocasco AC75

Nuevo barco de la America’s Cup, el monocasco AC75

Nuevo barco de la America’s Cup, el monocasco AC75

Acaba de darse el pistoletazo de salida a una emocionante nueva era en las regatas de la America’s Cup con la presentación del nuevo diseño, el AC75, un barco que competirá en la 36ª America’s Cup, diseñado desde la visión audaz y muy moderna de un barco de regatas de alto rendimiento equipado con foils.

Los equipos de diseñadores del Emirates Team New Zealand y del Luna Rossa han pasado los últimos cuatro meses evaluando una amplia gama de conceptos de monocascos. Su objetivo ha sido diseñar una clase que sea exigente y que suponga un desafío para navegar, poniendo así en valor el nivel y la habilidad de las tripulaciones. Esta concepción podría llegar a convertirse en el futuro de las regatas e incluso de los monocascos de crucero más allá de la America’s Cup.

El AC75 combina un alto rendimiento en la navegación y sus grandes prestaciones en las regatas de match race con la seguridad de un barco que puede adrizarse por si solo en caso de vuelco. Este innovador concepto se con sigue gracias a los dos foils en T pivotantes lastrados para proporcionar un buen momento adrizante durante l navegación y la estabilidad contra el balanceo a bajas velocidades.

En el modo de navegación normal, el foil de sotavento se baja para proporcionar sustentación, con el foil de barlovento levantada fuera del agua para maximizar el brazo de palanca del lastre y reducir el arrastre. En las pre salidas y en las maniobras, ambos foils pueden bajarse para proporcionar un control extra de sustentación y balanceo, siendo también muy útiles en condiciones de mar complicadas además de proporcionar una ventana más amplia para la disputa de las regatas.

Aunque el rendimiento en las regatas ha sido la piedra angular del diseño, las consideraciones se han centrado en los aspectos más prácticos de la embarcación como su estancia en el hangar y en el muelle, donde ambos foils se inclinan por debajo del casco para proporcionar la estabilidad natural al balanceo y permitir que el barco se pueda amarrar en un pantalán normal.

Un principio subyacente ha sido proporcionar una tecnología ‘asequible’ a otras clases de barcos de regatas y veleros. Mientras que los recientes multicascos de la America’s Cup sí se han beneficiado de la potencia y el control de las velas de ala rígida, esta tecnología no se ha transferido a las plataformas de otras clases de veleros. Junto con las innovaciones del sistema de foils, Emirates Team New Zealand y Luna Rossa están investigando una serie de posibles innovaciones para el aparejo del AC75, con el requisito de que la plataforma no se necesite izar y arriar todos los días. Este trabajo de investigación está en curso ya que se están estudiando diferentes ideas; todos los detalles se darán a conocer cuando salga publicada la regla de la clase AC75 antes del 31 de marzo de 2018.

La America’s Cup es una regata de match race así que, desde el principio, el objetivo ha sido crear una clase que proporciona regatas emocionantes y desafiantes. El AC75 virará y trasluchará con muy pequeñas pérdidas de maniobra, y dada la velocidad y la facilidad con que los barcos pueden virar, las clásicas batallas en las pre-salidas de la America’s Cup supondrán un regreso emocionante para deleite de todos los espectadores. El trimado y manejo de las velas también será un factor muy importante, con el empleo de las velas Código Cero en condiciones de vientos ligeros.

Se han tenido en cuenta un gran número de ideas en la búsqueda de definir una clase que sea extremadamente emocionante para navegar y proporcionar un gran match race, pero la decisión final fue fácil: el concepto que se anunció fue un ganador claro, y ambos equipos están ansiosos por presentar el AC75 para la 36ª America’s Cup en 2021.