Navegant pel Món, el sueño de dar la vuelta al mundo en velero

Navegant pel Món, el sueño de dar la vuelta al mundo en velero de una pareja mileurista
“Navegant pel Món” es el nombre escogido por una pareja catalana mileurista para poner en marcha su proyecto de dar la vuelta al mundo
La diseñadora de interiores Alba Duran Bros que, junto a su pareja Pol Gelpí Cornudella, regatista y entrenador de vela profesional, iniciarán la aventura de sus vidas este próximo octubre, cuando tienen previsto partir desde Rosas (Costa Brava, Cataluña) hacia Canarias para completar la primera etapa del viaje.
A bordo del Savaou, su velero de acero de once metros y, a su vez, casa desde hace más de un año, utilizan energías renovables como el viento y el sol para avanzar y obtener electricidad. Tienen la intención de navegar por los mares y océanos del planeta durante tres años, con salida y llegada en Rosas. Durante este tiempo, gracias a convenios de colaboración con asociaciones medioambientales y equipos médicos de investigación, procurarán hacer difusión, recaudar fondos y emprender acciones para la preservación del medio marino y la cura de enfermedades como el síndrome de RETT.

Han destinado todos sus ahorros al velero y su preparación, encarando un largo viaje de más de 30.000 millas náuticas por todo el planeta. “Dar la vuelta al mundo es un sueño desde pequeño, y poderlo compartir con tu compañera de vida, enamorada de los viajes y las personas, no se puede desaprovechar”, comenta Pol Gelpí.
El viaje sigue la ruta de Este a Oeste, a través de los trópicos y respetando las temporadas de huracanes y ciclones. Después de pasar el Estrecho de Gibraltar, se dirigirán a las islas de Canarias y Cabo Verde, que son paradas casi obligadas para los viajes transatlánticos hacia el Caribe. “Una vez en las Antillas caribeñas, la ruta marcada por América Central puede variar según las condiciones meteorológicas y las recomendaciones de la gente local y otros navegantes: Cuba, República Dominicana, Jamaica, Venezuela, ya se verá”, esclarece Pol Gelpí. Para llegar al Océano Pacífico, cruzarán el Canal de Panamá para dirigirse directamente a las Islas Galápagos, paraíso de fauna terrestre y marina. Entonces ya encararán la larga etapa hasta las Islas Marquesas, la Polinesia Francesa y otras islas del Pacífico Sur. Seguirán otras destinaciones como Nueva Caledonia, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, Estrecho de Torres, Sudeste Asiático y la travesía a lo largo del Océano Índico hacia Madagascar. Dejando el Cabo de Buena Esperanza por estribor, encararan, desde Sudáfrica, la última etapa del viaje, de Sur a Norte por el Océano Atlántico, antes de entrar de nuevo en el Mediterráneo, volver a tocar tierras peninsulares y reencontrarse con los suyos.

“Durante la travesía, colaboramos con proyectos como Nakawe, haciendo tareas de identificación de cetáceos y campañas de preservación de especies marinas”, comenta Alba Duran. Además del proyecto medioambiental, son los embajadores de la “Regata Carla. Curemos el Síndrome de RETT”, una iniciativa catalana para la difusión y recaudación de fondos para la investigación de esta enfermedad minoritaria que afecta a niños y niñas, en colaboración con el cocinero Nando Jubany, el Doctor Manel Esteller y el instituto IBIDELL.

Para financiar el viaje, cuentan con la ayuda de distintas empresas, amigos y familiares. “Durante las paradas en tierra, tenemos intención de trabajar de camareros, instructores de vela, kitesurf y windsurf o usando nuestro velero para salidas turísticas; no se nos caen los anillos”, especifica Pol Gelpí. Asimismo, tienen previsto iniciar una campaña de micromecenazgo para recaudar fondos para el viaje y los proyectos sociales y medioambientales asociados.
La pareja navegante publicará una serie de vídeos de sus peripecias en un canal de Youtube, y contará sus vivencias a través de las redes sociales y el blog www.navegantpelmon.org