Meteorología – Nieblas marinas

Meteorología –
Nieblas marinas

 

La niebla es un gran enemiga de la navegación, haciendo que las horas se alarguen por la tensión que existe en zonas de tráfico intenso.

 

La variación experimentada por la humedad relativa del aire en relación con la temperatura es el origen del fenómeno, que se expresa bajo la forma de masa de aire sobresaturada de agua.

Existen varios tipos de nieblas marinas. Nieblas de radiación. Se enfría el suelo y el aire que está encima de él. Este enfriamiento puede hacer que la masa de aire se sature, provocando la niebla. Puede desplazarse al mar en desembocaduras y puertos, pero no penetra más de 10 millas hacia el mar.

La niebla se mantendrá sobre el agua debido a que la temperatura del agua será superior a la del aire que gravita encima, pero acabará desapareciendo cuando se igualen las temperaturas. Niebla de evaporación. Producida por una masa de aire frío sobre una masa de agua cálida, sobresaturando la capa inferior del aire por evaporación del agua. Niebla típica del otoño. Niebla de advección o niebla de mar. Una masa de aire caliente sobre el agua del mar fría. Se enfría el aire y se sobresatura de agua, formándose la niebla. Niebla típica de primavera.