Maxi Edmond de Rothschild  

El Maxi Edmond de Rothschild  ¡ Vuela !

El Maxi Edmond de Rothschild  ¡ Vuela !

El 17 de julio, día de su botadura en Vannes, el Maxi Edmond de Rothschild se unió a la legendaria escudería Gitana, una saga marítima familiar iniciada por el clan Rothschild en 1876 en las costas de Lago Ginebra.

El gigante de 32 metros equipado por Ariane y Benjamin de Rothschild, resultado de casi tres años de trabajo, estudio y construcción,  personifica el espíritu audaz y emprendedor demostrado continuamente por sus propietarios.

De hecho, está liderando el camino en una nueva generación de grandes trimaranes con foils oceánicos y precisamente por eso, su debut  volando sobre el agua era esperado con muchas ganas…

Despegue inmediato.

Desde que se anunció el proyecto del Maxi Edmond de Rothschild, el equipo Gitana ha dado los pasos precisos, dotándose de los recursos necesarios para satisfacer sus ambiciones: diseñar y construir el primer maxi-trimarán con foils oceánico; un barco ‘dos en uno’, por un lado capaz de navegar como un potente barco convencional en ‘modo Arquímedes’ y por otro estar listo para despegar del agua cuando las condiciones del tiempo lo permiten y con el fin último de circunnavegar el globo en solitario en 2019-2020.

© Benoit Stichelbaut / Gitana SA

Hace unas semanas, con la botadura del último barco añadido a la flota de la escudería Gitana, el equipo de las cinco flechas pudo finalmente poner en práctica toda la, hasta ahora, teoría con una serie de pruebas en mar. A lo largo de todo este verano, Sébastien Josse y sus hombres han estado estudiado día a día este potente corcel, diseñado por Verdier, para domarlo y poder explotar todo su potencial en el océano. Y es su patrón quien nos habla de sus primeros bordos y sobre todo, de sus primeros vuelos: “Inmediatamente vimos que el barco cumplía con lo prometido: ¡rígido y seguro, suplicando desatar todo su poder! Cuando los dos foils fueron instalados a mediados de agosto, ¡pudimos trimarlos muy rápidamente para hacer el cambio de modo ‘Arquímedes’ a modo de vuelo! La primera vez que el barco despegó fue un momento increíble. Teníamos 15-17 nudos de brisa y mares planos, con olas de menos de un metro… la situación perfecta para volar. A bordo del barco había una mezcla de emoción y sorpresa, además de orgullo. Y, aunque estamos al principio,  somos muy conscientes de que tenemos todavía mucho que aprender y mucho que descubrir, pero es muy satisfactorio ver que vamos en la dirección correcta”.

© Yann Riou / Gitana SA

¡17! es el número mágico de este primer vuelo inmortalizado con un dron por el especialista en toma de imágenes del equipo, Yann Riou. Todo sucedió en la costa de Lorient el 17 de agosto de 2017, a escasos 30 días del día D, en el que el Gitana 17 abandonaba el astillero. Por primera vez, las 15,5 toneladas del gigante de 32 metros de eslora fueron soportadas por los foils del Maxi; los timones T-foil y los foils en forma de L de los flotadores.

Pasando de un modo a otro, la fase de descubrimiento.

“Tras este primer vuelo, hemos hecho las cosas paso a paso para conseguir conocer con exactitud el punto de despegue, que claramente lleva al Maxi a otra dimensión. Es como si tuviéramos dos barcos, el clásico Arquímedes y el clásico barco volador. Entre un modo y el otro, el trimado del barco es muy diferente. Los ángulos de navegación cambian, al igual que el viento aparente, y por tanto el timonel tiene que cambiar la forma en que gobierna el barco. Estos ensayos iniciales son muy positivos. El Maxi Edmond de Rothschild es seguro y estable en vuelo y estamos ganando confianza con cada prueba de mar para alcanzar velocidades proyectadas”, explica el navegante.

Inevitablemente entusiasmados con estos prometedores primeros vuelos en mar abierto en Lorient, Sébastien Josse y Thomas Rouxel también se aseguran de no perder de vista su objetivo a corto plazo: la Transat Jacques Vabre, que parte de Le Havre el próximo 5 de noviembre: “navegar sobre los foils, lógicamente forma parte de la fase de descubrimiento del barco, ya que es una de sus características, pero reitero el hecho de que este no es nuestro objetivo principal en esta etapa. En la Transat Jacques Vabre, navegaremos contra tripulaciones que conocen su barco como la palma de sus manos… Thomas y yo estamos tratando de navegar todo lo que nos sea posible para compensar ese desconocimiento y estamos haciendo muchas noches de navegación nocturna que equivalen a un aprendizaje acelerado”.

Programa de regatas:

5/11/2017: Transat Jacques Vabre a dos (Le Havre –  Salvador de Bahía)
4/11/18: Ruta du Rhum  en solitario (St Malo – Pointe Á-Pitre), de una sola mano
Otoño-invierno 2019: Vuelta al mundo en solitario desde Brest.