Mapfre

MAPFRE tiene en su mano el título de la Volvo Ocean Race

El MAPFRE tiene en su mano el primer título de la Volvo Ocean Race para España

Este jueves arranca la última etapa entre Gotemburgo y La Haya con un triple empate entre el liderato entre los españoles, Brunel y Dongfeng; el que quede por delante será el campeón.

El MAPFRE tiene la oportunidad de meterse en la historia del deporte español si logra la victoria en la presente edición de la Volvo Ocean Race, uno de los pocos grandes acontecimientos deportivos en los que un equipo de España aún no ha logrado la victoria.

El velero patroneado por Xabi Fernández depende de sí mismo en un escenario de auténtico infarto: está empatado con Team Brunel y Dongfeng Race Team en el liderato de la general, lo que posibilita un desenlace épico, dramático y sin precedentes.

Pese a que Dongfeng actualmente tiene 64 puntos, uno menos que sus dos rivales, pero tiene virtualmente el punto de bonificación por el menor tiempo invertido en dar la vuelta al Mundo, que recibirá en cuanto acabe la última etapa si todo transcurre sin sorpresas.

La Volvo Ocean Race se decidirá en la undécima etapa, un sprint de 700 millas alrededor de Dinamarca. Nunca en los 45 años de historia de la regata la batalla ha estado tan igualada.

Xabi Fernández, patrón del MAPFRE, ha liderado la regata durante más etapas que ningún otro equipo. Ahora tiene la ilusión y la posibilidad de traer la victoria a España por primera vez en la historia.

“Estamos en una situación increíble, hay tres barcos con los mismos puntos y una etapa para acabar. Estoy muy feliz de estar luchando entre estos tres barcos”, dijo Fernández. “Pero sabemos que solo uno ganará. Tenemos una misión, tenemos que vencerlos”.

“Es increíble ver a tres barcos con los mismos puntos”, dijo Charles Caudrelier, patrón del Dongfeng Race Team durante la conferencia de prensa del miércoles. “Los tres equipos merecemos ganar. Ahora depende de nosotros esforzarnos más para estar por delante de ellos en La Haya. Sabemos que va a ser una gran pelea, es bueno para la regata y estamos emocionados y listos para empezar”.

El equipo de Bouwe Bekking, Team Brunel,ha protagonizado una tremenda remontada tras ser sexto en Auckland y ahora tener el título a su alcance, para lo que necesitan mantener su estado de forma reciente.

“Estamos muy bien”, dijo Bekking, rebosante de confianza. “En el última etapa encontramos algunos recursos nuevos y creo que eso es algo bueno. Y creo que hemos terminado con un equipo con el que estamos muy felices. Por último, pero no menos importante, estoy navegando en las aguas de mi casa. He vivido en Dinamarca durante más de 25 años. Y, por supuesto, el lugar donde terminamos, crecí en La Haya. Tenemos todos los ingredientes para ganar la regata”, avisa.

Más abajo en la tabla de clasificación, el Turn the Tide on Plastic, de Dee Caffari, está a un solo punto deñ SHK / Scallywag de David Witt. “Sería enorme superarlos”, dijo. “Al ser un equipo que llegaba tarde, joven e inexperto, todos nos habían descartado por completo. Pero hemos sido mucho más competitivos de lo que todos pensaban, y no terminar los últimos sería la guinda del pastel para nuestro equipo. Pero él (David) no va a dejar que lo consigamos fácilmente, ¡lo sé!”.

Para el patrón de Vestas 11th Hour Racing, Charlie Enright, su posición en la clasificación está asegurada: van ser quintos en la general. “Si las cosas hubieran ido de otra manera, tal vez estaríamos hablando de cuatro barcos en la cima”, dijo Enright. “Pero estamos donde estamos. Nos hemos fortalecido como grupo y probablemente también he crecido como individuo, dada la adversidad que afrentamos. Aprendí mucho … Estoy orgulloso de nuestro equipo y de todo lo que hemos logrado en el agua frente a la adversidad “.

La etapa final lleva la flota a La Haya y, con dos patrones holandeses en la regata, se espera que la recepción sea épica.

“Lo que podemos esperar en La Haya es algo que nunca hemos visto antes en la regata, incluso en los tiempos de la Whitbread”, dijo Simeon Tienpont, del team AkzoNobel. “Puede haber hasta un millón de visitantes esperando y creo que eso muestra qué tipo de evento es este en el mundo deportivo y especialmente en Holanda”.

Con la etapa final para determinar el ganador a solo 24 horas de su inicio, el patrón del SHK / Scallywag, David Witt, se la jugaba con una predicción que hizo por primera vez en Cardiff: “Confío totalmente en que Bouwe va a ganar”.

 

Volvo Ocean Race. El MAPFRE toma el liderato