Las mujeres encuentran fuerza y compañerismo en el remo - Nautispots

T i e m p o

Las mujeres encuentran fuerza y compañerismo en el remo

Las mujeres encuentran fuerza y compañerismo en el remo

Las mujeres encuentran fuerza y compañerismo en el remo , a medida que envejecen

En los últimos cinco años, la popularidad del remo ha crecido en muchos grupos de edad (The Washington Post photo / Matt McClain)

En los últimos cinco años, la popularidad del remo ha crecido en muchos grupos de edad (The Washington Post photo / Matt McClain)

Mientras lanzaban su canoa sobre el río Charles de Boston durante una soleada mañana de octubre, cuatro mujeres de Alexandria (Virginia) se preparaban para vivir el sueño de cualquier remero: competir en la Regata de Charles, lo mismo que significa para un atleta correr la Maratón de Boston.

Habían entrenado juntas durante meses, incluso habían contratado a un entrenador para competir a un nivel mucho más alto, así que estaban listas y en forma.

Edad media en el barco: 63.

Eso fue hace dos años. Harriet Pallas, de 67 años, Brenda Waltz, de 67, Pamela Zitron, de 69 y Eleanor Richards, de 61, siguen remando y siguen compitiendo junto a un creciente contingente de mujeres mayores que descubren que el remo puede ser una buena manera de mantenerse en forma.

El remo utiliza todos los músculos principales hambrientos de oxígeno, como las piernas, el torso y los brazos (The Washington Post photo / Matt McClain)

El remo utiliza todos los músculos principales hambrientos de oxígeno, como las piernas, el torso y los brazos (The Washington Post photo / Matt McClain)

Las cuatro llegaron a este deporte a través de caminos diferentes. Waltz y Zitron descubrieron la disciplina a través de otros miembros de su familia, mucho más jóvenes, que remaban. Richards explica que aprender esa técnica fue consecuencia de la “crisis de mediana edad”. Y Pallas, ciclista, esquiadora y bailarina, simplemente la probó y se enganchó.

“¡No sé lo que sería sin el remo!”, confiesa.

La mayoría de los deportes aeróbicos dotan el cerebro con endorfinas sensibles después de un entrenamiento, y el remo no es una excepción. Los estudios demuestran que el remo ofrece ventajas cardiovasculares y respiratorias para los que entrenan, incluso también para aquellos que solo lo toman como una afición. El fisiólogo deportivo Fritz Hagerman, que enseñó en la Universidad de Ohio y que murió en 2013, determinó que los pulmones de los remeros que entrenan a nivel profesional utilizan su propio oxígeno de una forma mucho más eficiente que la mayoría de los otros atletas. Después de todo, el remo utiliza todos los músculos principales hambrientos de oxígeno, como las piernas, el torso y los brazos.

El control del peso puede ser un valor añadido muy beneficioso. En el último año, Waltz ha perdido 27 kilos. “Me di cuenta de que si iba a remar como quería tendría que perder peso”, relata.

Algunas mujeres, incluso, aseguran que también es bueno para evitar los efectos post menopáusicos en los huesos, que pueden conducir a fracturas.

La mayoría de las mujeres afirman que es una actividad atlética muy desafiante (The Washington Post photo / Matt McClain)

La mayoría de las mujeres afirman que es una actividad atlética muy desafiante (The Washington Post photo / Matt McClain)

La mayoría de las mujeres de más edad que quisieron dar una oportunidad al deporte, afirman que es una actividad atlética muy desafiante.

Tan importantes son los beneficios para la salud como el compañerismo. Una canoa llena de amigos puede compensar la sensación de vacío.

Lo mejor de todo, para las mujeres de cierta edad, es que el remo puede ofrecerte una enorme sensación de victoria.

Jayne Lytel, de 61 años, y miembro del club de botes de Potomac, en Washington DC, sabe lo que es eso. “Hago remo tres días a la semana y me gusta cómo me hace sentir. ¡Me siento orgullosa de poder hacer esto!“, expresa.

Es un deporte desafiante. Te sientes poderosa cuando puedes hacerlo“, confiesa Joanna Rubini, una entrenadora de 42 años que trabaja en Alexandria.

La mayoría de los deportes aeróbicos dotan el cerebro con endorfinas sensibles después de un entrenamiento (The Washington Post photo / Matt McClain)

La mayoría de los deportes aeróbicos dotan el cerebro con endorfinas sensibles después de un entrenamiento (The Washington Post photo / Matt McClain)

En los últimos cinco años, la popularidad del remo ha crecido en muchos grupos de edad. USRowing, el órgano rector del deporte, afirma que sus miembros aumentaron un 22 por ciento entre 2015 y 2016. Alrededor del 14 por ciento de sus miembros tienen 50 años o más. En la Regata de Charles, casi un cuarto de los competidores eran más mayores de 50 años. USRowing, sin embargo, no analiza esos individuos por género.

El crecimiento en el número de nuestros miembros más mayores subraya el hecho de que usted puede tener 13 o 93 años, pero siempre tienes una buena edad para remar“, explica Susan Smith, directora de calidad de la membresía de USRowing. “El remo es realmente un deporte para toda la vida, no importa si eres un profesional o un amateur”.

Primero de todo está el proceso de aprendizaje. La forma de aprender a dar el golpe de remo, como si fuera un paso de baile, es otra de las ventajas.

Correr o caminar, la gente puede hacer eso bien. Pero para remar se requiere el esfuerzo mental para aprender algo nuevo. Tienes que pensar mucho en la embarcación“, comenta Stella Volpe, de 53 años, fisióloga y nutricionista deportiva que dirige el departamento de ciencias de la nutrición de la Universidad de Drexel.

Jayne Lytel, de 61 años, es miembro del Potomac Boat Club y se dedica al remo desde 2012 (The Washington Post photo / Matt McClain)

Jayne Lytel, de 61 años, es miembro del Potomac Boat Club y se dedica al remo desde 2012 (The Washington Post photo / Matt McClain)

También hay una buena razón para que el remo mantenga la densidad ósea. “Se está poniendo una gran cantidad de carga mecánica en los huesos y en los músculos, y eso es bueno para el hueso“, comenta.

Dana Perrone, de 70 años y miembro del Potomac Boat Club, recuerda que empezó a remar desde que tenía 16 años y los análisis demuestran que ha mantenido su densidad ósea sin necesidad de medicación. “Mi médico me dice que no lo deje“, confiesa.

39